Addyi, el viagra femenino. ¿A favor o en contra?
el viagra femenino
27 septiembre 2015 - 19:23, por , en Salud, sin comentarios

La salida al mercado estadounidense a mediados de octubre de Addyi, el viagra femenino, tiene sus luces y sus sombras. Al parecer su aprobación requirió un álgido debate y una potente campaña de mercadotecnia con, según algunos, falsos tintes feministas para ser aprobado finalmente por la FDA.

Y es que Addyi, cuyo principio activo es la flibanserina, un compuesto que actúa sobre ciertos neurotransmisores del sistema nervioso central, no solo posee presuntos beneficios sino un sinfín de contraindicaciones. Está totalmente contraindicado junto a la ingesta de alcohol, puede producir hipotensión y desmayos, entre otras cosas.

Por otro lado, este medicamento que solo puede adquirirse bajo receta, está indicado exclusivamente para aquellas mujeres que fueran diagnosticadas de trastorno del deseo sexual hipoactivo (TDSH) para elevar su libido. Este trastorno está definido como “disminución (o ausencia) de fantasías y deseos de actividad sexual de forma persistente o recurrente, y provoca malestar acusado o dificultades de relación interpersonal”. Hay quienes dudan de la existencia de este trastorno, hay quienes dicen que el 10% de las mujeres lo padece, otros afirman que el 20% y otros que solo el 1% al menos en mujeres postmenopáusicas. Addyi está indicado para mujeres con TDSH y que no hayan alcanzado la menopausia después de la cual Addyi tendría únicamente efecto placebo.

Además, a diferencia del Viagra, que es un vasodilatador que se toma antes del acto sexual, el Addyi ha de tomarse diariamente, haya o no haya sexo. Addyi no está indicado para mujeres que tengan la libido baja por estrés, cansancio o problemas físicos o de pareja. Para estas mujeres lo suyo es acudir a un psicoterapeuta.

Lo bueno de Addyi según ciertos grupos de presión americanos es que es la primera vez que se da un trato igualitario a los problemas de disfunción sexual femenina y masculina. Para algunos la aprobación de este medicamento legitima la sexualidad femenina como un componente importante de la salud de la mujer al reconocer el TDSH no solo como un problema psicológico sino también como una condición biológica que puede ser tratada de manera efectiva.

Sobre el autor

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar