En busca de un hogar armonioso
18 Febrero 2017 - 10:16, por , en Compras, sin comentarios

Cada persona es un mundo y nuestra casa es un reflejo de esa afirmación. Nuestra casa dice mucho de nosotros: la disposición de los muebles, el color de las paredes, la disposición del salón… son formas de expresar un modelo de vida y una forma de entender el mundo.

Cada habitación de nuestra casa es una expresión de nuestro subconsciente, donde dejamos reflejado una parte de nosotros mismos.

Imprimir tu personalidad en el nuevo espacio en el que habitas es una norma básica de toda casa nueva.  El ingenio tiene que hacerse cada vez más creativo para buscar soluciones al almacenamiento y a la optimización del espacio con la decoración de interiores de forma que queden lo más amplios posible y sean muy confortables.

Nuestra casa dice mucho de nosotros

Utilizamos nuestro hogar para realizar una “declaración de intenciones” frente a los demás de forma inconsciente. La colocación de los muebles; la decoración o la iluminación son factores a tener en cuenta para crear un ambiente en el que nosotros y nuestras visitas se sientan cómodos.

A la hora de decorar una casa lo primero en lo que pensamos es en los muebles que vamos a colocar en cada habitación y qué estilo decorativo vamos a utilizar. Los muebles son una parte muy importante de nuestra casa y pueden llegar incluso a reflejar nuestra personalidad. Por eso, resulta difícil elegir los muebles adecuados para cada zona de la casa.

El color también es fundamental. Los colores son un reflejo de nuestro estado anímico, por lo que utilizamos distintos colores para cada habitación: así, los colores fríos como el azul crean un ambiente relajante y fresco siendo los colores perfectos para los dormitorios; mientras que para las habitaciones lo mejor es utilizar un estilo monocromático de colores suaves.

Sentirnos bien en casa

La comodidad no significa encontrar la casa de nuestros sueños sino sentirnos bien entre las paredes donde vivimos.  Cambiar los colores de la pared o de nuestro mobiliario nos ayudará a mejorar nuestro estado de ánimo; tener una casa estructurada y ordenada nos ayudará a crear un sitio confortable  para estar a gusto en nuestra propia casa.

La búsqueda del confort, el manejo del espacio y la búsqueda de la mayor funcionalidad nos permite darle a un ambiente una nueva vida a través del diseño combinando no solamente el placer estético de una obra de arte sino también la comodidad y una expresión de nuestra forma de vida ante nuestros amigos, conocidos y familiares.

Un lugar al que llamar hogar

La búsqueda de la seguridad y de la calma es un valor universal que compartimos todos los seres humanos. Si bien no existe el hogar perfecto, cada persona tiene su propia idea de un hogar: lo único que necesita es plasmar esa idea en nuestra casa y sentirnos a gusto.

Sobre el autor

Deja un comentario