Cómo tratar las várices de forma natural

Oct 09, 14 Cómo tratar las várices de forma natural

váricesLas várices hacen acto de presencia en nuestras piernas a causa de una mala circulación debida a su vez a una insuficiencia venosa causada por una alteración enzimática de la pared de los vasos de las pantorrillas de manera tal que la sangre no retorna correctamente al corazón. La sangre se estanca en las pantorrillas generando calambres, hormigueo, dolor, pesadez… No solo son incómodas sino también antiestéticas. Muchas veces el factor desencadenaste es genético pero otras veces se debe a un estilo de vida sedentario y a una mala alimentación. Si las várices están inflamadas es necesario recurrir a algún tipo de medicación para evitar los trombos y, si son muy grandes, a la cirugía. Muchas optan por la cirugía directamente, sin embargo, si el problema es leve podemos tratarlo siguiendo algunas pautas básicas como por ejemplo aplicar una crema que puedes preparar tú misma en casa y es muy económica.

Para preparar esta crema necesitas una zanahoria y aloe vera en igual cantidad y medio vasito de vinagre de manzana. Procesas la zanahoria en una batidora hasta conseguir una consistencia cremosa. Añadimos la pulpa del aloe vera (no olvides quitarle las espinas a los tallos y abrirla transversalmente para extraer la pula con ayuda de una cucharita: la pulpa del aloe vera es la sustancia transparente), y agregas el vinagre de manera que consigas una textura de fácil aplicación, ni muy líquida ni muy espesa. Finalmente llevas la mezcla a la batidora. Aplícala todos los días con un masaje que debe ser ascendente desde los tobillos hacia las pantorrillas para favorecer la circulación hacia arriba. Deja actuar durante media hora y, transcurrido ese tiempo, elimínala con agua tibia, ligeramente fría. Si un día no cuentas con esta crema, prepárate unas toallitas embebidas en vinagre de manzana y aplícalas durante 20 minutos. No olvides mantener una dieta sana, equilibrada y variada, sin fritos ni grasas ni exceso de azúcares, y haz una caminata diaria o día por medio de media hora a una hora. En breve notarás cómo estos pequeños pasos procuran alivio a tus piernas bonitas.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *