Contouring o el Photoshop con brocha
Usted está aquí: Inicio \ Estética y belleza \ Maquillaje \ Contouring o el Photoshop con brocha
8 junio 2015 - 18:59, por , en Maquillaje, sin comentarios

El contouring, Photoshop de maquillaje o cirugía low cost es una nueva forma de maquillaje que juega con luces y sombras para resaltar algunas zonas del rostro, iluminándolas, y disimular otras, oscureciéndolas. Se puede con ello feminizar los rasgos, remarcando los pómulos y afinando la nariz.

Entre las embajadoras de esta nueva fórmula de maquillaje se encuentran Adele, Sienna López, Jennifer Lopez, Angelina Jolie o Eva Longoria, pero quien la ha puesto de moda es sin duda Kim Kardashiam.

Antes de proceder conviene tener el cutis bien hidratado y exfoliado. Se puede aplicar un sérum debajo de la crema hidratante para dar un plus de luminosidad de manera que el maquillaje quede más natural. Lo ideal es aplicar el corrector, luego la base y luego contornear. De este modo aun podremos aplicar más luminosidad en la zona de corrector para un resultado más definido.

Hasta ahora los expertos habían utilizado polvos o bases líquidas porque no existía un producto específico. Pero ahora sí existe y es el Master Sculp de Maybelline NY que consiste en una combinación de polvos e iluminadores que pueden aplicarse con brocha de doble uso para definir e iluminar.

Con bases líquidas se tarda unos tres minutos. Con polvos, apenas un minuto y son recomendables para pieles grasas.

En cuanto a los tonos, los oscuros suelen ser tres tonos más oscuros que nuestra piel y los correctores claros, tres tonos más claros.

Aunque se puede realizar con las manos para un resultado matinal más natural, los profesionales recomiendan hacerlo con brocha que permite difuminar mejor los contrastes. “La brocha biselada del colorete es ideal para marcar un contorneado con polvos. Después con una de polvos más grandes será perfecta para difuminar los tonos, con los modelos nº 102 y 103. Si utilizamos productos líquidos: brocha nº105 lengua de gato para definir los trazos.”

Para afinar la nariz aplicaremos el tono oscuro a ambos lados del tabique nasal y el tono claro en la línea central. Finalmente se difumina para obtener un acabado natural.

Para marcar los pómulos aplicaremos un tono oscuro bajo el hueso de los pómulos hasta la mitad de la mejilla y el tono más claro en la parte superior y acabamos difuminando con las yemas de los dedos.

Para estilizar el cuello, pondremos el tono oscuro bajo la línea de la mandíbula e iremos difuminado hasta el cuello; usaremos el tono claro para iluminar la zona de la mandíbula hasta la barbilla.

Para que nuestro rostro parezca más delgado y esbelto aplicaremos el tono oscuro a ambos lados de la frente, bajo el pómulo y la mandíbula; luego aplicaremos el tono claro en la parte central de la frente y la parte alta del pómulo, para finalmente, difuminar.

Eso sí, cuidado con aplicar los distintos tonos sin tener en cuenta nuestros rasgos, excedernos en la cantidad de producto y con no difuminar.

Sobre el autor

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar