Cosmética con oro: luminosidad en tu piel
18 Noviembre 2013 - 7:15, por , en Cremas y tónicos, sin comentarios

Oro en la pielEl oro es uno de los metales más duros que existen. ¿Cómo se puede, entonces, añadir oro a un producto cosmético?

Cuentan que Cleopatra se hacía fabricar una mascarilla de oro puro para ponérsela mientras dormía y que la reina de la dinastía Ch’ing utilizaba un rodillo de oro para darse un masaje en el rostro y eliminar así las arrugas. También se dice que Elizabeth Taylor usaba mascarillas de oro 24 kilates…

Por otra parte el oro se emplea en ciertos tratamientos médicos de tipo reumático ya que el organismo no lo rechaza.

Pero el oro es completamente insoluble a menos que lo mezclemos con ácido nítrico y clorhídrico, lo cual hace impensable que se emplee en cosmética ni en medicina. La única manera que existe para añadirlo a un cosmético es incluyéndolo en una fórmula coloidal en forma de nano-partículas, es decir, como micelas. Para que sea efectivo, además, hay que tomar en cuenta no solo su aplicación sino la forma en que se lo aplica mediante un masaje o con la ayuda de otros componentes que lo puedan vehiculizar para ser transportado a las capas más profundas de la dermis.

¿Y cuáles son sus beneficios? Las micelas estimulan la renovación celular. El oro actúa como un pequeño cargador que transmite electricidad y se combina con la de nuestro cuerpo mejorando así la elasticidad y firmeza de los tejidos, la formación de colágeno y de elastina. Por otra parte da luminosidad a nuestra piel estimulando la micro-circulación sanguínea. Al mejorar la circulación ayuda a disminuir las ojeras y a revitalizar la piel, con un efecto tensor y regenerador. También mejora la formación y el crecimiento de células en la capa basal de la epidermis, y actúa como antioxidante al impedir la formación y acumulación de radicales libres. Algunos profesionales lo recomiendan como cosmético anti-edad, con propiedades antiinflamatorias y anti-acneaicas.

Puedes encontrar oro en forma de sérum, cremas, ceras frías para la depilación de zonas delicadas, exfoliantes y mascarillas. También son populares las mascarillas de pan de oro que se activan aplicando sustancias a modo de difusores o mezclándolas con otros productos como el silicio. En medicina estética se usan hilos de oro como tensores que se instalan debajo de la piel.

Lo apropiado cuando compramos un cosmético que dice que contiene oro es asegurarnos de que realmente lo contiene. Siendo como es un componente caro es fácil darse cuenta por el precio del producto si contiene realmente oro o no o en qué cantidad.

Las marcas que comercializan productos con oro son la Prairie, Helena Rubinstein, Carita, Leorex, entre otras. En cabinas de estética se pueden emplear láminas de oro 24 kilates de la firma Umo gold facial, de origen japonés, las cuales liberan el oro gracias a un ingrediente específico procedente de semillas de soja y un activador.

El uso del oro en cosmética como en medicina debe ser controlado para evitar una dermatitis o cualquier otro efecto secundario.

Imagen y fuente: blog.hola.com

Sobre el autor

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar