Delicatessen: comer carnes podridas
Comer carne podrida
16 marzo 2013 - 20:12, por , en Cocina y recetas, Curiosidades, sin comentarios

No solo en Francia, que es una receta tradicional. Ahora en Austria, concretamente en Salzburgo, se ha puesto de moda, pero quienes ofrecen estas carnes no revelan su secreto. Se trata de que el moho vaya destruyendo los gérmenes y la carne adquiera un sabor muy especial a nueces. La carne se conserva a 2º pero nadie dice el grado de humedad recomendable para que la descomposición de la carne se produzca de manera correcta. Sea como sea, los restaurantes se disputan el servir a su selecta clientela esta exquisitez.

En Islandia, por su parte un plato favorito es la carne de tiburón podrido (Hákarl) cuya preparación requiere que se descuartice al animal en pequeños trozos que se cuelgan hasta que se secan en un cobertizo y toman un color amarillento y un olor inconfundible a orina podrida que se extiende varios metros a la redonda, signo de que está listo. También los inuit del norte de Canadá pudrían el salmón y la grasa de foca.

A la carne podrida se la llama también “carne alta” y no es difícil prepararla en casa siempre y cuando se trate de carne orgánica criada en pasto, libre de antibióticos y medicamentos, soja u otros alimentos procesados. Tampoco sirven la mayoría de los peces ya que a temperaturas altas acumulan histamina que puede generar reacciones alérgicas severas y hasta la muerte de quien la ingiere si no se trata inmediatamente. Para saber más consulta la web http://www.ehowenespanol.com/preparar-comer-carne-podrida-dieta-primordial-como_170734/.

Sobre el autor

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar