El estilo único de Frida Kahlo
El estilo y la influencia de Frida Kahlo

Tengo que admitir que me ha llevado un tiempo comprender a Frida Kalho y es posible que aun no la comprenda del todo, en particular sus pinturas. Porque me resulta más atractiva ella como mujer en sí misma, que su obra.

Para aquellos que encorcetan el concepto de elegancia, restringiéndolo a las prendas clásicas y al pundonor, el estilo de Frida Kahlo sería más bien el reverso de lo elegante. Combinaba estampados, era exagerada en el vestir y en maquillarse, tenía las cejas tupidas y unidas y se hacía peinados extravagantes, con trenzas y moños de colores, por no decir cuánto pudo haber afectado a la imagen que tuviera de sí misma por padecer de poliomielitis en la infancia (motivo por el cual tenía una pierna más corta que la otra), y las terribles secuelas que le produjo el accidente de tráfico que sufrió a los 18 años y que tanto material le diera para crear su obra.

Su propuesta estética fue un auténtico fenómeno en su época y aun sigue siendo motivo de inspiración para los diseñadores de todo el mundo.

Las prendas que vestía eran originarias de distintas regiones de su país, México, pero sobre todo del istmo de Tehuantepec. Ella modificaba las prendas para adaptarlas a su cuerpo y a su gusto y aunque los tejidos que utilizaba provenían de España y de Francia, su estilo era de influencia completamente indígena. Mezclaba texturas y colores para resaltar sus propios rasgos étnicos e incluso la discapacidad que padecía. No solo fue fotografiada por Bernard Silberstein, Toni Frissell y Manuel Álvarez Bravo, atraídos por su peculiar forma de vestir y por su personalidad, sino que apareció en la revista Vogue de 1938, en Estados Unidos, y fue musa de Christian Lacroix, Alexander McQueen y Riccardo Tisci, y homenajeada en 1998 por Jean Paul Gualtier, en su colección primavera-verano.

Hasta noviembre de 2013 puede visitarse la colección de 180 de sus vestidos, piezas de joyería y zapatos, y los complementos ortopédicos que se mantuvieran no expuestos al público durante 50 años a pedido de Diego Rivera, en el Museo Casa Azul, en México. Durante la muestra se expondrán 11 looks diferente de forma rotativa lo que da para visitar la muestra una y otra vez.

Fuente
gaceta.soytotalmentepalacio.com.mx

Sobre el autor

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar