Encuentran nicotina en el agua mineral embotellada
4 Diciembre 2012 - 8:06, por , en Cosmética BIO, sin comentarios

Si hace unos días hablábamos de la presencia de medicamentos en el agua de los cauces de nuestros principales ríos, hoy nos damos cuenta de que la pureza del agua mineral que nos venden embotellada tampoco está como para sentirse aliviado, según muestra un estudio de la Universidad Rey Juan Carlos, que ha detectado nicotina en el 50% de las marcas de agua mineral analizadas.

El estudio comenzó de manera ingenua,científicos de la URJC adquirieron diez botellas de marcas diversas de agua mineral con el objetivo de estudiar su composición. El estudio consistió en el análisis de la presencia de 58 componentes farmacéuticos en el agua de las botellas. La primera conclusión resultó alarmante; cinco de las botellas analizadas presentaban nicotina disuelta en el agua.

La cantidad de nicotina encontrada en el agua,, de 7 a 15 nanogramos por litro no presenta una amenaza para la salud humana, según ha afirmado Silvia González, miembro del equipo de investigadores que realizó el informe, aunque habría que estudiar más a fondo los daños que pudiera causar a grupos más vulnerables de población como son las embarazadas, los bebés lactantes o los ancianos.

España, uno de los mayores productores y consumidores de agua mineral

Los analistas de la Universidad Rey Juan Carlos afirman también que no es extraordinario el hecho de encontrar medicamentos y otras sustancias químicas disueltas en el agua, a la vez que eximen de responsabilidad a las empresas embotelladoras de la presencia de nicotina en sus productos.

No obstante el hecho de poner en cuestión la calidad del agua mineral embotellada viene a contrarrestar una creencia extendida en la sociedad que es la de la garantía de pureza del agua mineral que compramos, teniendo en cuenta que durante el presente siglo, el consumo de agua embotellada ha crecido en nuestro país un 70% en nuestro país, que, casualmente es el cuarto productor europeo de agua mineral.

El problema concreto de la nicotina en el agua supone algunas dificultades añadidas, ya que, según los expertos, es un compuesto muy difícil de eliminar ya que presenta una gran resistencia a los tratamiento de depuración habituales que están pensados para eliminar contaminantes como nitratos fosfatos o ácidos, contaminantes prioritarios, así pues su eficiencia contra los “microcontaminantes”, como nicotina, fármacos o drogas, es menor.

Sobre el autor

Deja un comentario