Encuentros de buena mesa

Jun 15, 16 Encuentros de  buena mesa

Cuando organizamos una comida o una cena familiar o entre amigos que rara vez nos encontramos, nos gusta hacer las cosas bien y comer en condiciones, para que la experiencia sea más que agradable y todo el mundo se quede con buen recuerdo y con ganas de repetir. Cada familia o cada grupo tiene sus trucos o costumbres para hacer que todo vaya sobre ruedas en la fase de preparación.

En algunos casos, cada uno se encargan de una parte de lo que hay que comprar y/o llevar cocinado. En otros casos lo hace todo una sola persona o pareja, generalmente quien va a ser el anfitrión y luego se ajustan cuentas entre todos. Suele suceder que pocos días antes del evento nos acordamos que nos hemos olvidado del vino. Aunque por lo general en los hogares españoles no suele faltar una botella de vino o dos para ocasiones especiales, lo cierto es que dos botellas no dan para mucho en una de éstas comidas, puesto que por lo general son muchos los comensales y se tiende a beber un poquito de más en el reencuentro a modo de celebración. Hay veces que el vino que os gusta no está en el supermercado, o a veces puede estar a un precio demasiado elevado, por eso hay muchos consumidores que se han decantado por hacer sus compras de bebidas de forma online. Generalmente te llegan en no más de un par de días y además te salen más baratas.

Dependiendo lo que vayas a comer, no son todos los vinos los que van a combinar con tu menú particular. Si no sabes elegir el vino adecuado, puede ser demasiado intenso no nos permite saborear la comida que tenemos en el plato; sin embargo también puede ocurrir lo contrario, que una comida fuerte hace que un vino suave y afrutado pase desapercibido, aunque se trate de un gran vino.

  • Para la carne, sobre con todo la roja conviene para potenciar el sabor tanto del vino como de la carne, un buen vino tinto con cuerpo y consistencia. Combina a la perfección con un tinto de la Rioja D.O.C. (Denominación de Origen Calificada), con aromas afrutados y con un grado de alcohol bien equilibrado. O también puedes optar por un vino tinto Ribera del Duero D.O., con mucho cuerpo y sabor suave que tiene una mayor acidez, lo que contribuye a la producción de unos vinos finos y con estilos.
  • Este tipo de vinos Rioja y Ribera que acabamos de presentar son también una buena elección cuando vamos a tener un plato principal de un algún tipo de pescado graso.
  • Cuando se trata de mariscos y ensaladas, conseguiremos el perfecto maridaje de sabores con un vino blanco un poco dulce para lograr un mayor contraste entre los productos del mar y el vino. El Albariño de las Rías Baixas es una perfecta opción con su sabor suave para un acompañamiento perfecto al marisco.
  • Para pescados blancos, la perfecta combinación es también un vino blanco, pero con diferentes matices de sabor que los que combinan con el marisco. El vino perfecto para el pescado blanco podría ser un vino aromático, con tonos florales o afrutados, no con mucha acidez… Si en esta ocasión eliges como acompañamiento un vino Rueda D.O, no te equivocarás.

En la página web Marqués de Navarrés, encontrarás todos estos vinos y muchos más, a mejores precios que en el mercado y productos que no siempre están en tus tiendas cercanas. Vinos perfectos para todas las ocasiones y otras bebidas para la sobremesa como una amplísima gama de ginebras y varios tipos de licores (pacharán, licor de hierbas, orujo con miel…) y cremas de orujo. Disfruta tanto de la comida como de la sobremesa y haz que tu reunión, del tipo que sea, se vuelva inolvidable.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *