La extracción de agua subterránea pudo causar el terremoto en Lorca
29 octubre 2012 - 8:32, por , en Cosmética BIO, sin comentarios

Es fácil recordar el dramático terremoto que asoló la localidad murciana de Lorca en mayo de 2011, que se sintió desde Jaén hasta Alicante e incluso en algunas zonas de Madrid, causó 9 víctimas mortales y destruyó gran parte del municipio. Lo que no sabíamos hasta ahora es que la mano del hombre pudo ser la causante ya que, según los estudios científicos, la intensa actividad de extracción de aguas del subsuelo podría haber desencadenado el movimiento de tierras.

 Lo cierto es que Lorca se encuentra en una de las zonas sísmicas más activas de la península, en la que a lo largo de los últimos cinco siglos se han registrado numerosos terremotos de moderada intensidad. También es una zona en donde la extracción de agua de los acuíferos se ha disparado desde los años 60, tanto para regar la huerta murciana como para un consumo humano que va en aumento.

El terremoto de Lorca, llamó la atención de los científicos por su sorprendente intensidad, lo que ha provocado que distintos equipos de científicos se hayan dedicado a estudiar sus causas durante los últimos meses, llegando a la conclusión de que existen coincidencias entre el lugar donde se produce el corrimiento de tierras y los acuíferos de los que más volumen de agua se ha extraído.

La extracción de agua subterránea cambia el peso de la corteza

Científicos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas en colaboración con la Univ. Complutense de Madrid han estado analizando desde el año 2006 las tasas de deformación del suelo en el sudeste del país, el de mayor riesgo sísmico y en concreto la zona de la falla de Alhama de Murcia, la que causó el terremoto de Lorca y han llegado a la conclusión de que el segmento de tierra que se movió, coincide con la cuenca del Alto Guadalmin, una zona en la que el nivel de los acuíferos subterráneos ha disminuido en unos 250 metros a causa de las extracciones de agua.

El deslizamiento de la falla que causó el temblor se produjo a sólo dos o tres km de profundidad, según han comprobado los científicos a partir de imágenes de satélite y se produjo precisamente en una zona en la que se observa desde 2006, año en que comienzan los estudios, que el terreno se está hundiendo una media de 10 cm al año, lo que, por primera vez demuestra que la disminución de agua subterránea produce un cambio en el peso que hace que corteza terrestre quiebre desencadenando, así, un terremoto tectónico.

Paralelamente, científicos del Instituto Tecnológico de Pasadena, en California, han advertido de la necesidad de “permanecer aleta a las perturbaciones causadas por la acción humana“, ya que se está demostrando que el hombre sabe cómo producir terremotos pero no cómo detenerlos.

Sobre el autor

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar