La importancia de una sonrisa
10 enero 2013 - 16:41, por , en Recomendaciones, sin comentarios

estetica-dentalLa sonrisa es uno de los gestos más comunes entre los humanos. Ya sean para demostrar felicidad o entretenimiento, o como expresión involuntaria reflejando sentimientos como ansiedad e incluso enfado, es la expresión facial por excelencia.

Fisiológicamente hablando, se trata de una expresión ocasionada al flexionarse los diecisiete músculos faciales que están alrededor de la boca, aunque su significado sociológico y antropológico va mucho más allá.

A lo largo de la historia varios estudios han tratado de explicar por qué se producen las sonrisas, llegando la conclusión de que independientemente del origen y cultura de las personas, es una reacción generalizada y común ante ciertos estímulos externos. Es más, no se trata de una reacción aprendida, los seres humanos nacen con la sonrisa. Según podemos leer en wikipedia, “los niños que nacen ciegos sonríen desde un principio”.

Es por ello que mantener una sonrisa sana y bonita es muy importante para la mayoría de las personas. Una encuesta elaborada por la Asociación Americana de Odontología Cosmética, concluía que, ante la pregunta de qué aspecto de su sonrisa les gustaría mejorar, más del 90% de las personas querrían tener los dientes más blancos y brillantes.

Cada vez más personas deciden aplicar técnicas de estética dental como el blanqueamiento, y otras algo más complicadas como el diseño estético de la sonrisa, para conseguir una sonrisa radiante. Pero, ¿deben ser blancas todas las sonrisas?

Muchas personas creen que la sonrisa perfecta debe ser blanca e inmaculada, pero no todas las dentaduras tienen los mismos colores ni los dientes el mismo tamaño y forma. El color de la sonrisa depende del grosor del esmalte, que puede ser más o menos traslúcido, y del color de la dentina, que es el tejido que da el color blanco a los dientes y que está debajo del esmalte.

Por tanto la sonrisa de cada persona tiene un color diferente. Además, algunos factores pueden cambiar el color natural: como el paso de los años, las manchas por el consumo de café, tabaco y otros productos que ensucian y deterioran el esmalte, amarilleando y oscureciendo la dentadura e incluso descolocando las posiciones naturales de los dientes.

Sobre el autor

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar