Niños hiperprotegidos, padres hiperprotectores
Padres que hiperprotegen a sus hijos
22 noviembre 2014 - 8:10, por , en Maternidad, Psicología y reflexiones, 1 comentario

La moda de hiperproteger a los niños proviene de los Estados Unidos de América, como muchas otras modas y corrientes de pensamiento, ocasionalmente, dañinas. Hoy en día tenemos padres que están pendientes de la vida de sus hijos y los sobrevuelan para no perderse detalle. O padres que allanan el camino de sus hijos para que jamás tropiecen, o padres que, siendo peligrosamente susceptibles, no admiten que se les haga a sus hijos ni una sola crítica por más justa que ésta sea, o que se les toque, ocasión que aprovecharán de inmediato para presentar una denuncia ante quien proceda o no tanto.

Los padres hemos sido siempre vigilantes en lo que a nuestros hijos se refiere, pero en la actualidad esa vigilancia alcanza cotas poco deseables. Los padres no saben o no pueden ponerles límites a sus hijos y buscan echar las culpas afuera. Los niños, por su parte, devienen intocables porque saben que aun cuando hagan lo que les da la gana, tendrán detrás a sus padres para desautorizar cualquier otro tipo de disciplina. Los padres, parece ser, carecen literalmente de tiempo para educar y convierten complacientemente a sus hijos en auténticos tiranos. Niños que tienen muchos derechos pero ningún deber con el coste que esto puede significar para ellos en su vida adulta y para la sociedad en la que se muevan.

Pero la infancia de estos niños sobreprotegidos no es de las más placenteras. Tanta sobreprotección hace que se inunden de miedos ya que nunca tienen que enfrentarse a ellos. Tal y como comenta Cristina Gutiérrez Lestón, codirectora de La Granja Escola de Santa Maria de Palautordera: un centro de colonias a las faldas del Montseny especializado en educación emocional, por el que pasan cada año más de diez mil alumnos, y que acaba de publicar un manual sobre el tema, en sus treinta años de profesión jamás vio tantos niños con tantísimos miedos. Los niños de hoy padecen miedo a todo: “a quitarse la chaqueta, a decir no, a decidir, a la comida, a los animales.” Y tampoco son autónomos, tal es el caso de una niña a la que su madre le daba Dalsy cada vez que le lavaba la cabeza para que no se constipara, o de aquel otro que en segundo de primaria aun usaba pañales para ir a la cama “porque todavía no estaba preparado para sacárselo.” Y el miedo y la falta de autonomía siempre trae como secuela el que los niños, de mayores, carezcan de identidad, no soporten las frustraciones o presenten trastornos de conducta o personalidad.

La sobreprotección genera miedos

Las ansias de proteger a un hijo son naturales, pero, de acuerdo con Cristina, hay que preguntarnos en base a qué educamos a nuestros hijos, si en base a su propio bien o en base a nuestros miedos: “El problema es que no podemos esconderles las piedras en el camino porque las piedras están ahí; el mundo está lleno de dificultades”. Por ello, insta a los padres a que, “si hay piedras, se las enseñen”, y si el hijo o hija se caen, “miren cómo se cae y le ayuden a levantarse, pero que no impidan a toda costa que se caiga, porque en la vida hay que saber levantarse. Los padres tienen que saber que sobreproteger es desproveer.”

El único antídoto contra el miedo es decirles a los niños que entendemos sus miedos, pero que hay que enfrentarse a la vida con coraje y valentía. A menudo el miedo es solo falta de información y hay que entrenar a estos niños para que la adquieran.

Sobre el autor

1 comentario sobre "Niños hiperprotegidos, padres hiperprotectores"

Bijo - 20 agosto 2015 Responder

Hola super interesada en el parto nuaartl. Porfavor enviarme informacion acerca de los.costos y que debo hacer. Aun no estoy embarazada pero deseo planearlo bien.

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar