El Patchwork: todo un mundo de posibilidades

Mar 31, 15 El Patchwork: todo un mundo de posibilidades

Si hablamos de Patchwork, quizás a los más novatos en el mundo de las manualidades y la costura esta palabra no les diga nada. Sin embargo, para los iniciados, este término anglosajón abre todo un mundo de posibilidades. Pero vamos por partes, ¿qué es el patchwork y para qué sirve? Se trata de una disciplina que consiste en unir trozos de telas de diferentes estampados y tamaños (retales) formando una composición, que puede ser una colcha, un tapiz, un cuadro, una manta, etcétera.

Aunque se trata de una técnica antiquísima (se cree que ya se usaría en la Edad Media e incluso antes), el patchwork se puso de moda durante la década de los años 30 del siglo XX, cuanto la gran depresión norteamericana obligó a las amas de casa de la época a remendar la ropa y a tirar de imaginación, mezclando telas y añadiendo parches a las prendas, así como reciclando retales para hacer colchas o mantas, ya que no se podían permitir el gasto de comprar ropa nueva, por lo que podríamos decir que el patchwork nació como un recurso para ahorrar en tiempos de crisis.

Sin embargo, lo que empezó como una necesidad se convirtió años más tarde en una afición para muchos y, hoy en día, la industria del patchwork mueve millones de dólares en todo el mundo y sus aficionados se cuentan por centenares en todos los países.

Su versatilidad, la posibilidad de crear algo exclusivo con materiales relativamente asequibles y la originalidad y vistosidad de los resultados son solo algunos de los motivos que han dado a esta técnica un lugar encumbrado en el universo de las manualidades y las labores, haciendo que proliferen multitud de tiendas que se dediquen a esta labor. Entre mis preferidas se encuentra El Mercadillo en Casa porque no solo tienen todo el material que se pueda necesitar, sino porque además cuenta con numerosas publicaciones de las que saco mil ideas para todas mis labores.

bolso patchwork

 

Desde un bolso hasta un mantel

Desde un bolso hasta un mantel, el universo del patchwork es tan amplio que permite todo tipo de inspiraciones De hecho, posibilita la creación de casi cualquier cosa con retales de tela, aunque las colchas o quilts son uno de los productos más habituales para los aficionados a esta disciplina.

quilt patchwork

 

Tanto es así que incluso existe una técnica dentro del mundo del patchwork, llamada quilting (o acolchado), que consiste en unir tres piezas de tela al mismo tiempo (dos capas más un relleno) mediante puntadas decorativas y que suele tener como objetivo la creación de una colcha o un tapiz, aunque admite múltiples variantes.

En nuestro país, el patchwork, tiene también su propia historia y, en algunas comunidades, este tipo de artesanía textil ya se realizaba en el siglo XVII. Es lo que se conoce como Almazuela.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *