Protocolo y lenguaje no verbal japonés
Protocolo y esticulación japonesa
23 junio 2013 - 8:00, por , en Curiosidades, sin comentarios

La “etiqueta” japonesa incluye una serie de normas que para un occidental pueden pasar desapercibidas o, por el contrario, resultar notables.

Un japonés nunca responderá con un no rotundo, por ejemplo. Buscará mil y una formas de contestar de forma cordial o educada de manera que el otro comprenda la negativa.

Lo que se conoce como “aisatsu” es una especie de reglamento sobre cómo comportarse con desconocidos, personas de más alta alcurnia que uno, etc. que desde nuestro punto de vista hace a la sociedad japonesa mucho más “cerrada” que la nuestra. Pero hay que recordar que los japoneses permanecieron aislados del mundo hasta 1844 y quizás ése sea el motivo por el cual necesiten una espacio personal más amplio, es decir, poner mayor distancia respecto del otro para no sentirse invadidos.

Ante todo un japonés nunca se presentará a sí mismo como no sea que alguien demande su nombre. La buena educación prescribe esperar a que otro le presente.

En cuanto a las inclinaciones del cuerpo, en Japón existen tres formas: El “eshaku” o inclinación para saludar que consiste en una inclinación del cuerpo o de la cabeza de 5º. El “futsuu rei” es una inclinación respetuosa y es de 30º. Y el “saikei rei”, muestra de gran respeto, que es de 45º. No existe el contacto físico en el saludo aunque desde hace un tiempo los jóvenes en lugar de inclinarse 5º para saludar agitan la mano a la manera occidental.

Para pedir algo los japoneses juntan las manos delante del rostro como si estuvieran rezando y se inclinan profundamente manteniendo las manos en alto. Para dar las gracias, nuevamente se inclinan profundamente. A mayor inclinación más agradecimiento demuestran.

Si tienes que dar algo a una persona mayor o de más alto rango, debes coger el objeto con ambas manos y estirar bien los brazos hasta que la persona a quien se lo estás ofreciendo acepte el obsequio. Si el reglo se hace sentados en el tatami, el objeto se soporta también con ambas manos.

Lo más común es la gesticulación para decir sí y no. Para decir no, el japonés agita su mano delante de su cara y para decir sí, inclina la cabeza.

Está muy mal visto en Japón mostrar la dentadura al reír. Las jovencitas normalmente se tapan la boca cuando se ríen. Cuando cometen un error los japoneses también se ríen o sonríen a modo de disculpa y para evitar una situación poco confortable.

En Japón tampoco está bien visto mirar al otro a los ojos a menos que la otra persona sea de tu misma edad y rango o un conocido tuyo. Normalmente bajan la mirada como señal de sumisión y respeto.

Para señalarse a sí mismos los japoneses se tocan la nariz y esto puede querer decir “¿Quién, yo?” o “Yo.”

Tampoco la escuela escapa al protocolo y éste es muy complicado e incluye medidas estrictas. A no ser que el estudiante sea tu amigo, al final de su nombre añadirás el sufijo “san.” El alumno con mayor jerarquía es el delegado de clase que es quien decide cómo se celebrarán las fiestas, entre otras cosas.

Lo que es normal para nosotros en cuanto a recibir visitas en nuestra casa, para los japoneses supone un incordio porque el invitado siempre tiene mayor rango. Por eso prefieren quedar en lugares públicos.

Otra regla, por último, es la de que si te vas de vacaciones traigas a tus compañeros de trabajo algún pequeño obsequio. ¡A ver si aprendemos los españoles!

Sobre el autor

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar