¿Puede el sexo mejorar la relación de amistad?
¿Es bueno el sexo entre amigos?
3 enero 2014 - 7:40, por , en Relaciones, sin comentarios

¿Qué pasa si dos buenos amigos, ella y él, copa va copa viene acaban un buen día en la cama? Podemos presuponer que a la mañana siguiente los dos se sientan raros, incómodos por la situación, temerosos de haber arruinado una buena amistad o puede, según algunos expertos, reforzar los lazos de la amistad.

Y esto ocurre hoy en día muy a menudo. Es lo que se llama amigos con derecho a roce y es de lo que trata el libro “Siendo sólo amigos: el impacto de la actividad sexual en la amistad” relanzado por la psicóloga estadounidense Heide Reeder, de la Universidad Boise State tras haber estudiado a un grupo de jóvenes universitarios. 2 de cada 10 encuestados afirmaban haber tenido sexo con un amigo al menos una vez en la vida y el 76% dijo que la relación de mistad mejoró.

Esto da al traste con el mito de que no se pueden tener amigos del sexo contrario, que el sexo perjudicaría una relación de amistad o que una amistad es más valiosa si han logrado superar la tentación. De hecho también sucede que se tenga sexo con un amigo o amiga del mismo sexo sin que eso signifique sin más que estamos ante una relación homosexual.

Pero es que con un amigo hay más confianza, se profundiza más en los afectos, y eso, al menos en las mujeres, es causa de deseo.

El sexo entre amigos se da también entre aquellos que no quieren tener una pareja estable, o en adultos que no quieren volver a tener una relación formal. El problema se suscitaría si uno de los dos tiene más expectativas y eso es algo que conviene tener claro desde el principio.

“Cuando dos amigos tienen sexo todo puede seguir de diferentes maneras: dejan de tener sexo y la relación sigue como amistad tradicional. Dejan de ser amigos y comienzan un vínculo de pareja. O continúan la amistad con derecho a roce, es decir, ganan amistad y sexo”, dice Di Leva. Pero también dice que no siempre cuidar el vínculo es evitar la cama: “Hay amistades que se terminan porque no se animan al sexo –dice–. Y la tensión sexual hace imposible continuar con el vínculo”.

Fuente: www.clarin.com

Sobre el autor

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar