¿Qué es lo que la mujer no puede hacer?

 

ago 26, 13 ¿Qué es lo que la mujer no puede hacer?

Desde antiguo existen teorías que resultaron ser falsas. La Tierra es redonda y no plana, y no es el centro del Universo. Pero muchos defendieron lo contrario.

No hace mucho una exlegisladora afirmó que existen diferencias entre el cerebro de la mujer y del hombre que incapacitaría a aquélla para el ejercicio de la política.

Lo cierto es que si bien hay diferencias biológicas entre los cerebros de las féminas y los varones, no hay nada que una fémina no pueda hacer. Ni tampoco es cierto que los hemisferios cerebrales funcionen de manera aislada o tengan “predominancia excluyente” y esto es así porque el cerebro funciona gracias a una red en la que todas las estructuras están interconectadas. Si cada hemisferio se especializa en algunas funciones y no en otras no significa que la mayoría de los estímulos no requieran la actuación de ambos hemisferios. El hemisferio izquierdo se especializa en un procesamiento más lineal y secuencial y el derecho en uno más holísitico y global, pero esto es un beneficio evolutivo que de ninguna manera representa un handicap para nadie. No es que la razón esté en una parte del cerebro y las emociones en otra y que en las mujeres se dé dominancia de lo emocional. Al menos no hay motivos fundados para creerlo. La idea de que existen diferencias entre los cerebros femenino y masculino data de antiguo e incluso en el siglo XIX en la Universidad de Heidelberg no se admitían mujeres.

Ya en el siglo XX se observó que el cerebro masculino es un 9% más grande que el femenino. Pero en los centros para el lenguaje y el oído las mujeres tienen un 11% más de neuronas que los hombres. Y el hipocampo, centro de las emociones y de los recuerdos es también más grande en las mujeres que en los hombres, lo mismo que los circuitos para el lenguaje y para la empatía.

Las diferencias, en cualquier caso, son culturales, y van desapareciendo con la igualación de los sexos. Se cree que las diferencias que puedan existir son el resultado de presiones selectivas durante la evolución: mientras ellos cazaban, ellas se ocupaban de los niños y de las actividades manuales como recolectar alimentos.

Otra de las causas de las diferencias entre ambos cerebros puede ser debida a la actividad de las hormonas sexuales que bañan el cerebro del feto. Es decir, sí existen diferencias biológicas pero más allá de lo innato la práctica y las interacciones con los otros producen modificaciones a nivel neuronal y de los circuitos neuronales. De hecho hay tanta diferencia entre los cerebros de mujeres y hombres como entre distintas mujeres y distintos hombres.

Lo cierto es que si bien las mujeres pueden parecer más vulnerables que los hombres en ciertos aspectos, ambos hombres y mujeres están perfectamente preparados para ejercer las mismas profesiones.

Fuente
elcastellano.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>