¿Qué ocurre con los hombres durante el embarazo de sus mujeres?
cambios en los hombres durante el embarazo de sus parejas
11 febrero 2015 - 20:26, por , en Curiosidades, sin comentarios

Durante el embarazo no solo se producen cambios hormonales en las mujeres sino también en sus parejas masculinas, según revela un estudio realizado en la Universidad de Michigan.

Ya se sabía que las hormonas masculinas sufren modificaciones cuando los hombres se convierten en padres, pero este estudio amplía el ratio al proceso del embarazo. Se produce un declive hormonal mucho antes del parto.

Se desconoce por qué se producen estos cambios aunque se cree que pueden estar relacionados con los cambios psicológicos por los que atraviesan los futuros padres, en cuanto a sus parejas y en cuanto a los cambios fisiológicos y psicológicos por los que pasan las futuras madres. Estos cambios hormonales pueden tener una importante función en lo que se refiere al papel que jugarán los hombres como figuras paternas.

En este estudio se analizaron cuatro hormonas: los niveles de testosterona, de cortisol, de estradiol y de progesterona en muestras de saliva de 29 parejas durante el periodo de gestación de las féminas. Las muestras se tomaron en las semanas 12, 20, 28 y 36 del embarazo. Las edades de las parejas oscilaban entre los 18 y los 45 años.

Mientras que en las mujeres subió el nivel de las cuatro hormonas a medida que pasaba el tiempo, en los hombres se vio una reducción de los niveles de testosterona y del estradiol. La testosterona está vinculada a la agresividad y a la atención paternal y el estradiol al cuidado y a los lazos afectivos. El cortisol está vinculado con el estrés y la progesterona con la cercanía y el comportamiento maternal. Estas dos últimas hormonas no mostraron cambios.

Otro estudio llevado a cabo por el Functional Brain Center, del Wohl Institute of Advanced Imaging y el Tel-Aviv Sourasky Center, demostró que los hombres también presentan cambios a nivel cerebral durante el periodo de gestación de sus parejas poniendo en marcha una red neuronal de atención paterna integrada por dos sistemas, uno de procesamiento emocional y otro de comprensión social y de empatía. Ambos sistemas trabajarían de forma concertada para propiciar un cuidado más afectuoso del bebé.

Se constató, además, que si el padre cumple la función de cuidador primario del neonato sufre una activación de la amígdala similar a la que sufren las madres cuando son ellas las cuidadoras primarias. La amígdala está involucrada con el procesamiento y almacenamiento de reacciones emocionales. Además, estos hombres pueden presentar una alta activación del surco temporal superior que es básico para interpretar las emociones ajenas.

Sobre el autor

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar