Saltar al contenido
Desesperada

Bandas para fitness

bandas para fitnessUno de los elementos de las cintas de correr que más se desgasta con el paso del tiempo y con el uso son las bandas de fitness. En la actualidad, la mayoría de las empresas dedicadas al mundo del fitness o a las tiendas que se han ido desarrollando bandas o tapices de marca propia que se pueden adaptar a cualquier máquina, de forma que el desembolso económico que hemos de hacer para sustituirla sea menor, ya que todos sabemos que los repuestos oficiales suelen tener un coste relativamente elevado. Éstas bandas genéricas son igual de resistentes y fiables que las originales.

El paso previo al cambio de las bandas de fitness será medir la banda que lleva nuestra cinta, para ello lo mejor será seguir las siguientes indicaciones:

  • Haremos una marca en la banda con un rotulador permanente.

  • Desde la marca que acabamos de hacer, medimos exactamente 1 metro de longitud y hacemos otra marca con un rotulador de distinto color que el usado la primera vez.

  • Movemos manualmente la banda hasta que nos quede en la parte final la última marca realizada. Desde esta marca medimos nuevamente 1 metro y con el mismo rotulador hacemos otra marca.

  • Continuaremos el mismo procedimiento hasta que lleguemos a la primera marca (la de diferente color)

Una vez tengamos tomada la medida correctamente, iremos a la tienda elegida con la medida y ellos nos aconsejarán entre las diferentes bandas para fitness de las que dispongan de cuál será la mejor opción en nuestro caso dependiendo del uso que la vayamos a dar, profesional o doméstico. Una vez elegida la banda, tendremos que hablar con el experto para ver las opciones de colocación que nos oferta, ya que colocarla nosotros mismos si no disponemos de la suficiente experiencia previa puede entrañar un riesgo para la seguridad posterior de los usuarios. Ver más en blog de belleza y cosmética.

Es muy importante mantener en buen estado la banda de fitness de la máquina de correr, ya que si está deteriorada puede romperse y provocar una caída de la persona que la esté usando en ese momento. El cambio de este artículo se estima en 3 ó 4 años de uso continuado en el caso de uso doméstico o de unos 2 años en el caso de uso profesional o de un gimnasio.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar