Saltar al contenido
Desesperada

Blefaroplastia para resaltar la belleza de la mirada

blefaroplastiaSin lugar a dudas, la mirada reúne el mayor foco de belleza de nuestro rostro. Los ojos son el vehículo de la expresión, la ventana que muestra al mundo nuestro más escondido interior. Emociones y sensaciones son trasmitidas a través de ellos, que delatan nuestros más puros pensamientos sin pedir permiso alguno. Nos permiten establecer vínculos con las personas que nos rodean, nos ayudan a mostrarnos tal y como somos, nos brindan la oportunidad de apreciar la realidad que nos envuelve durante el día. Las personas transmitimos miles de miradas por minuto, algo que delata con un simple gesto nuestro estado de ánimo del momento: felicidad, tristeza, sensualidad, provocación, inocencia, enfurecimiento. Miles de sensaciones que se preparan para salir al exterior a través de nuestros ojos y así demostrar su poder.

Sin embargo, el envejecimiento puede restar fuerza a la belleza de la mirada. El deterioro que sufre el área ocular con el paso del tiempo contribuye a la aparición de arrugas, a la acumulación de piel en exceso y formación de bolsas de grasa en los párpados. Estas pequeñas infecciones en la superficie de los ojos nos obligan a mostrar una apariencia cansada que compromete nuestra expresión facial total. Es en este momento cuando perdemos la frescura de nuestra mirada, esa jovialidad que durante años habíamos mostrado con orgullo.

Pero la blefaroplastia nos permite volver a lucir una expresión visual radiante y en armonía con el resto de nuestro rostro. Es la cirugía que busca rejuvenecer la cosmética del párpado, tanto superior como inferior, a través de la remodelación de los tejidos perioculares. En muchos casos suele ser puramente estética, pero algunas personas se someten a la blefaroplastia funcional para corregir problemas visuales. En el primero de los casos, los resultados permiten conseguir una mirada despejada y eliminar esa imagen de cansancio permanente.

La planificación correcta de la intervención es la clave de su éxito. Cuando queremos corregir el párpado superior, la  cirugía elimina el exceso de piel y, si es necesario, el tejido graso acumulado. La cicatriz resultante es prácticamente invisible, puesto que queda oculta tras el pliegue natural del párpado. Por otro lado y a nivel de párpados inferiores, la blefaroplastia inferior busca eliminar las bolsas de grasa acumulada. La intervención puede realizarse resecando el exceso de grasa o bien a través de una redistribución del tejido graso. Ambas aplicaciones de la blefaroplastia se realizan bajo anestesia local.

El envejecimiento de nuestra mirada es objeto de infinidad de preocupaciones e insatisfacciones físicas. Todo el mundo quiere tener unos ojos fieles a su más profundo ser, evitando aparentar un estado de ánimo que no es real. El Dr. José Nieto, gracias a su trayectoria y experiencia médica, consigue rebatir los efectos del paso del tiempo a través de la blefaroplastia.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar