Saltar al contenido
Desesperada

Bloques de cristal pavés. Qué son, cómo usarlos y cuanto cuestan

ladrillo de cristal

Los bloques de vidrio, también llamados bloques de cristal pavés o vidrio blocks, son piezas moldeadas con diferentes formas, tamaños y características muy útiles para decorar cuartos de baño, cocinas y muchas otras estancias del hogar. Aquí queremos contarte todo lo que debes saber sobre ellos para que sepas si son lo que necesitas o no.

¿Qué son los bloques de cristal?

Se trata de piezas de vidrio con forma de prisma cuadrado o rectangular, según el caso. Se elaboran a partir de vidrio fundido a alta temperatura. Para ello, es necesario el uso de hornos de gran potencia capaces de llevar a cabo el proceso de cocción que permite la unión de las piezas. También es necesario el uso de moldes que son los que permiten la creación de la cámara de aire y el diseño exterior.

¿De dónde vienen los bloques de vidrio?

El primer ladrillo de vidrio fue creado en el año 1890. Su objetivo era mejorar la distribución de la luz natural mediante el uso de prismas, lo que fue muy útil en el ámbito industrial. Principalmente, se colocaban en las paredes y techos de las grandes fábricas.

Sin embargo, los ladrillos de cristal pavés pronto dieron el salto al universo de la decoración de interiores en locales comerciales y, sobre todo, hogares. Especial utilidad mostraron en los cuartos de baño con el propósito de dividir los espacios y de aportar intimidad en la zona de ducha y el inodoro sin necesidad de instalar mamparas. También se pueden encontrar en cocinas, jardines, habitaciones y, en general, en todo tipo de estancias.

¿Qué tipos de ladrillos de cristal existen?

Todos los bloques de cristal son construidos a partir del mismo sistema. En concreto, se trata de unir dos planchas de vidrio de un grosor determinado dejando en medio una cámara de aire que será la responsable de proporcionar las cualidades de aislamiento que definen a este tipo de elementos de construcción.

Ahora bien, hay otros aspectos que permiten definir distintos tipos de bloques de vidrio:

  • Ladrillos de cristal lisos. Son aquellos que no presentan ningún dibujo o forma decorativa. Es decir, son totalmente neutros e incoloros. Se adaptan bien a todo tipo de espacios.
  • Ladrillos de cristal de colores. Iguales que los anteriores, pero los paneles de vidrio han sido tintados en diferentes tonalidades como, por ejemplo, el rojo, el verde o el azul. Proporcionan una estética más original y llamativa.
  • Ladrillos de cristal con textura. Sin duda, los más originales y los que admiten un mayor grado de personalización. Pueden ser incoloros o estar dotados de alguna tonalidad. El avance en las técnicas de moldeado del vidrio permite realizar texturas únicas. Una variante son los vidrio blocks decorados, que tienen formas y grabados mucho más peculiares.
  • Ladrillos de cristal metalizados. Pensados para los espacios más modernos. Generalmente, las uniones y los marcos del vidrio poseen elementos de acero inoxidable para darles un acabado más vanguardista.

¿Cuáles son las dimensiones de los bloques de cristal pavés?

Hoy en día, podemos encontrar bloques de cristal cuadrados y rectangulares, lo cual marcará las dimensiones finales de cada uno de ellos. Además, también los hay de diferentes grosores. Cuanto mayores sean, más espacio ocuparán, pero también mejores prestaciones en términos de aislamiento acústico y térmico ofrecerán.

Los ladrillos de cristal cuadrados de 5 cm de grosor tienen como medida estandarizada 19 x 19 cm. Los rectangulares, en cambio, poseen 14 x 19 cm (alto por largo, aunque se pueden colocar en vertical u horizontal según tus necesidades).

Por su parte, si hablamos de bloques de vidrio de 8 cm de grosor, hay mayor cantidad de posibilidades. Por ejemplo, los cuadrados están disponibles con superficies de 11,5 x 11,5 cm, 19 x 19 cm y 24 x 24 cm. Estos últimos se considera que poseen una medida especial. Los rectangulares se pueden elegir en 9 x 19 cm y en 11,5 x 24 cm.

¿Es posible encontrar otras medidas? Generalmente, la única manera de acceder a ladrillos de cristal pavés de otras dimensiones es encargarlos a una fábrica especializada en su elaboración. Esto hace que acaben saliendo mucho más caros.

¿Cuáles son las principales ventajas de los ladrillos de cristal pavés?

Las características que anteriormente vimos acerca de este tipo de bloques hacen que ofrezcan una serie de ventajas incuestionables a la hora de ser instalados en el hogar. Vamos a verlas:

  • Gran resistencia a los cambios de temperatura. La capacidad de contracción y dilatación de estos bloques es mínima. Por tanto, no importa la situación de frío o calor a la que sean sometidos. Nunca se deteriorarán por este motivo. Algo especialmente importante cuando se colocan en el cuarto de baño y son sometidos a cambios térmicos bruscos provocados, principalmente, por el vapor de agua derivados de las duchas con agua caliente.
  • Excelentes aislantes acústicos. Como dijimos antes, los bloques de vidrio cuentan en su interior con una cámara de aire. La función de esta es evitar que las ondas sonoras traspasen ambas planchas de vidrio y lleguen al exterior. Además, su eficiencia en este sentido es mucho mayor que la ofrecida por los ladrillos macizos.
  • También son muy buenos aislantes térmicos. La cámara de aire también tiene la función de impedir la transmisión del calor. Incluso aunque sobre ella incida la luz directa del sol. El principio es similar al que emplean las ventanas de doble acristalamiento.
  • Permiten el paso de la luz. Los bloques de cristal hacen que la luz se difumine y se reparta mejor por el conjunto de la estancia. De este modo, aprovechar la iluminación natural que entra por las ventanas es mucho más sencillo. Para que te hagas una idea, permiten el paso, aproximadamente, de un 85 % de la claridad que penetra a través de ellas.
  • Resultan muy seguros. A pesar de estar fabricados en vidrio, resultan extremadamente resistentes. De hecho, es prácticamente imposible que se rompan a causa de un golpe. Para que te hagas una idea, aquellos destinados a ser colocados en las fachadas de las casas se prueban con armas de fuego antes de ser puestos a la venta. También actúan a modo de “cortafuegos” dentro del hogar si se produce el incendio ya que soportan altas temperaturas y no pueden ser traspasados por las llamas.

¿Los ladrillos de cristal tienen algún inconveniente reseñable?

Solo podemos citar dos. Son estos:

  • No se pueden cortar. Estos bloques son construidos con unas medidas estandarizadas y, debido a que contienen una cámara de aire en su interior, no se pueden cortar ni siquiera usando herramientas especiales. Esto reduce las posibilidades de personalización del espacio y hace necesario medir muy bien el lugar en el que se van a instalar para evitar problemas a largo plazo con el resto de la decoración.
  • No están diseñados para soportar cargas de la estructura. Con esto queremos decir que siempre han de instalarse como elementos independientes. Debes utilizar juntas de dilatación para aislarlos de los techos y de las paredes contiguas ya que no tienen capacidad para soportar las cargas derivadas de ellas.

Teniendo en cuenta la funcionalidad de los bloques de vidrio, no podemos tildar como inconvenientes los dos aspectos citados antes. Debes tener en cuenta que se trata de elementos destinados a separar los espacios, a aportar intimidad y a permitir una mayor difusión y aprovechamiento de la luz natural.

¿Cuánto cuestan los bloques de cristal?

Depende de muchos factores. Como es lógico, los ladrillos de cristal pavés más económicos son aquellos que se presentan en formato liso y color neutro. Estos suelen tener un precio de entre 3,50 € y 4,00 €. Sin embargo, si se añaden colores y texturas, pueden elevarse hasta los 6,50-7,00 €. Especial mención merecen los vidrio blocks decorados y los modelos metalizados con elementos de acero inoxidable. En ambos casos, el valor puede llegar y exceder de los 10 €.

Evidentemente, también has de tener en cuenta el grosor y las dimensiones. El precio de los bloques de cristal de 5 cm de grosor es bastante inferior al de los ladrillos de 8 cm de ancho. Lo mismo sucede si comparamos los que tienen un área de 11,5 x 11,5 cm con los que alcanzan los 24 x 24 cm.

¿Cuánto vale un muro de ladrillos de vidrio?

Solo tienes que echar cuentas. Vamos a imaginar que quieres construir con estos bloques una mampara de ducha de 2 metros de alto por 1,5 metros de largo, aproximadamente (recuerda que las medidas citadas anteriormente son estandarizadas y que no se pueden recortar). En total, tendrías que comprar ladrillos de pavés equivalentes a 3 metros cuadrados de superficie.

Si optas, por ejemplo, por ladrillos de 19 x 19 cm, necesitarás 80, aproximadamente. Como comentamos antes, el precio de estos suele oscilar entre los 3,50 € y los 10 €, según las características, las medidas y el grosor que posean. Así que ese muro a modo de mampara puede costarte entre 300 € y 800 €, según los que elijas.

¿Cómo se colocan los bloques de pavés?

Es bastante sencillo y apenas requiere de herramientas. Cualquiera con unos mínimos conocimientos de bricolaje y albañilería puede hacerlo:

  1. Preparar el soporte. Para ello, hay que limpiar a conciencia el suelo y esperar a que se seque. No debe haber ni rastro de polvo. También debes aprovechar para limpiar los bloques.
  2. Elaborar el pegamento. Has de usar uno específico para vidrio. Basta con verter 1 litro de agua por cada 5 kg de adhesivo en polvo y remover manualmente hasta que quede una pasta homogénea y libre de grumos.
  3. Colocar la primera fila de bloques. Basta con poner pegamento sobre la base y en los laterales de los bloques e ir colocándolos. Utiliza una guía para asegurarte de que quedan rectos y a nivel.
  4. Ayúdate de varillas de metal. Generalmente, vienen junto a los bloques. Sirven para dar mayor solidez a la estructura y para garantizar que dejas el mismo espacio entre todos ellos.
  5. Retira el exceso de pegamento. Cuando hayas terminado el muro, utiliza una esponja húmeda para retirar el adhesivo sobrante.
  6. Aplica un alisado final. Lo más útil es emplear un rejuntador. Quedará perfecto.

¿Qué se usa para pegar los ladrillos de vidrio?

Se trata de un mortero especial para este tipo de material. En concreto, se elabora a partir de arena de granulometría baja, aditivos y, sobre todo, cemento blanco. Este último elemento es el responsable de que las juntas posean un acabado de este color al acabar el trabajo.

Este tipo de mortero es un poco más caro que el utilizado, por ejemplo, para pegar azulejos. Sin embargo, no hace falta usar grandes cantidades para construir un muro y que las juntas queden estéticamente bien. Una bolsa de 5 kg puede costarte unos 10 €, aproximadamente.

¿Qué puedes hacer con bloques de cristal?

Sin duda, la principal ventaja que ofrecen los bloques de cristal es que son extremadamente versátiles. Estos son algunos ejemplos de usos que les puedes dar dentro del hogar:

  • Como mampara. Los ladrillos de cristal son muy fáciles de limpiar e impiden que cualquiera que entre en el cuarto de baño pueda ver a la persona que se está duchando. Por ello, también es posible usarlos para aislar la zona del inodoro. Eso sí, es necesario contar con bastante espacio para no dificultar el paso.
  • Como separador de espacios. Sinceramente, los espacios abiertos cada vez se llevan más dentro de los hogares. Sin embargo, los hogares tipo loft requieren de elementos que ayuden a separar cada uno de los espacios como, por ejemplo, el salón del dormitorio o la cocina del comedor. Instalar muros de este tipo es la mejor solución.
  • En la cocina. Por ejemplo, puedes usar los bloques de vidrio para separar la zona en la que tienes la lavadora y la secadora de aquella en la que cocinas. Así mostrarás a tus visitas las partes más estéticas y ocultarás con clase las de menos valor en este sentido.

Mejorar la iluminación de cualquier estancia. Es posible que pienses que tu dormitorio o cualquier otra parte de tu casa no está correctamente iluminada. Sin duda, estos bloques suponen un modo original y efectivo de aprovechar al máximo la luz natural que entra por tus ventanas.

En definitiva, instalar ladrillos de cristal pavés en cualquier estancia de tu hogar es una decisión muy inteligente. Se trata de elementos que, en términos decorativos, aportan un gran valor a la casa y que, además, tienen unas prestaciones excelentes en términos de resistencia, privacidad y difusión de la luz. Tampoco salen excesivamente más caros que los bloques tradicionales y son mucho más fáciles de instalar. Con paciencia y las herramientas adecuadas, cualquiera puede hacerlo.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar