Saltar al contenido
Desesperada

Control de accesos para la oficina

La Identificación por Radiofrecuencia (Radio Frequency Identification) son sistemas de almacenamiento y sistemas de recuperación de datos a distancia que utilizan algunos dispositivos de tipo RFID. Este tipo de dispositivos, pequeños pero complejos dispositivos para el control de accesos se pueden utilizar sobre cualquier objeto o incluso persona física, pues la función que llevan a cabo y para la cuál han sido programados y configurados, es transmitir la identidad de esa persona u objeto mediante sistemas que funcionan por radiofrecuencia desde un emisor-receptor RFID y que lo hacen de forma sencilla y eficiente, tanto para el departamento de seguridad interno de la empresa que instala este tipo de soluciones, como para las personas que necesitan utilizar este tipo de controles para acceder a determinados departamentos o incluso áreas de acceso restringido dentro de la propia empresa o nave dónde opera la empresa en cuestión.Los terminales de control de accesos de tipo RFID permiten a los usuarios que las utilizan, así como a los departamentos de seguridad y control de las empresas que utilizan este tipo de dispositivos, a través de tarjetas de radiofrecuencia, mediante un control de acceso para las personas físicas u objetos que deben de acceder a zonas restringidas o exclusivas para personal autorizado. Este tipo de sistemas utilizan un mecanismo que autoriza la entrada o no en función de la identificación. La entrada puede ser un departamento o habitación, o incluso para la obtención de datos, es decir, para saber si una persona puede acceder a determinada información sensible de la empresa debe de autenticarse previamente.

Hoy en día cada vez es más importante tener en cuenta la idea de controlar, de gestionar y monitorizar mediante control de accesos los movimientos de los empleados y demás personas que entran y salen de determinadas instalaciones de las oficinas de una empresa, incluso del acceso a los datos sensibles de una empresa, y ésta idea de instalar un control de accesos es una forma cómoda, sencilla, eficaz y duradera de conseguir aumentar la seguridad sin renunciar a la privacidad. Una solución de control de accesos permite y debe de permitir la configuración de determinados derechos y permisos de acceso en base a usuarios y en función a la configuración de grupos y áreas del recinto dónde se encuentra la empresa que cuenta con este tipo de soluciones. Y además, para conseguir obtener un mayor control sobre la seguridad dentro del edificio en sí, este tipo de sistemas de control de accesos pueden integrarse con otros sistemas de seguridad y videovigilancia que ya existan en la empresa.

Además, el control de accesos por RFID dentro de una empresa permite a estas compañías disponer de una seguridad aumentada y mejorada de forma significativa para limitar y gestionar los permisos de acceso a áreas restringidas de dentro de la propia organización, así como monitorizar las actividades de los empleados y visitas a las instalaciones, prevenir contra pérdidas de datos y hacer cumplir con las normas de seguridad establecidas dentro de la propia empresa.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar