Saltar al contenido
Desesperada

Cuidar uñas quebradizas y frágiles

Cómo tratar las uñas frágiles y dañadasLas causas de tener las uñas frágiles y quebradizas pueden ser muy variadas. Pueden deberse a factores internos tanto como a factores externos.

Entre estos últimos podemos citar el mordisquearse las uñas, las manicuras agresivas, el uso de productos químicos como detergentes alcalinos sin guantes, disolventes, cosméticos de mala calidad, esmaltes y endurecedores mal formulados y abrasivos, y alergias a uñas postizas si las utilizas. Todo esto hace que las uñas se astillen con facilidad y que se rompan. Los esmaltes y quitaesmaltes de mala calidad son aquellos que tienen mayor graduación de alcohol y resecan la uña. Muchos endurecedores de uñas por su parte llevan una concentración excesiva de formol y otros abrasivos por lo que también hay que evitarlos.

En cuanto a los factores internos el primero a destacar es la alimentación. Si tu alimentación no es la correcta ni falta que hace que gastes en productos cosméticos porque no ayudarán. Una buena alimentación ha de contener vitaminas A y B, proteínas, zinc, hierro y calcio. La anemia, los problemas de tiroides, la mala circulación, el reumatismo, los cambios hormonales y los hepáticos cambien repercuten en tus uñas.

Los medios para reparar las uñas son la alimentación, como ya hemos consignado. Las vitaminas A, B y C endurecen las uñas y evitan que se rompan. En cuanto a las vitaminas siempre es recomendable que las prescriban los médicos en cuantos dosis, etc. La botina ayuda a mejorar su aspecto. El aceite de onagra evita las grietas y se toma en cápsulas. Lo venden en farmacias o herboristerías.

Existen otras maneras de cuidar tus uñas: hay que limar las uñas arrastrando la lima suavemente y de forma perpendicular al espesor de la uña, nunca por encima porque esto las debilita.

Hidrata las uñas bebiendo dos litros de agua al día pero no exponiéndolas al agua porque esto tiene el efecto contrario de deshidratarlas.

Usa una buena crema hidratante con vitamina A para manos y uñas.

No abuses de los esmaltes. Intenta dejar pasar una semana después de la última vez que te las hayas pintado ya que los esmaltes y quitaesmaltes, como hemos dicho, contienen productos agresivos.

Puedes sumergir tus uñas en aceite de oliva, aceite de almendras o de ricino cuando vayas a cortarlas. Las uñas secas tienden a partirse.

Los esmaltes endurecedores que compres procura que no contengan formol ni tolueno porque tienden a dañarlas más.

Un truco es agregar al esmalte transparente trocitos de ajo. Consérvalo siempre en la nevera y aplícalo tres veces por semana.

Si vas a tratarlas con aloe vera mezcla tres cucharadas del gel con tres gomitas de aceite hasta conseguir una consistencia homogénea y fluida. Empapa un trozo de algodón con la mezcla y pásalo por las uñas tantas veces como quieras. Las uñas deben estar limpias y secas.

Otra opción es sumergir las uñas en aceite de oliva con una gotas de limón durante 5 minutos. No las enjuagues. Déjalas envueltas con unos guantes de algodón y pasa la noche con ellos. Tus uñas recobrarán su brillo y su dureza.

Fuente e imagen
http://estilomodabelleza.blogspot.com.es/2011/11/como-tratar-las-unas-debiles-y.html

Puede que también te interese este artículo: Pintar las uñas con papel de periódico

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar