Saltar al contenido
Desesperada

La disfunción eréctil: un problema con solución en pareja

disfuncion erectil

Los expertos de Boston Medical Group, dedicados al tratamiento clínico e investigación de los problemas sexuales, especialmente relacionados con la disfunción eréctil, explican que practicar media hora de deporte aeróbico cada día reduce el riesgo de sufrir este tipo de problemas. Es muy común que en los hombres adultos, que sufren mucho estrés o agotamiento diario por el trabajo se sientan afectados, no rindiendo igual en las relaciones sexuales estables con sus parejas.

Así que si este es vuestro caso, ¡No os preocupéis! Este tipo de problemas se pueden solucionar en gran parte, y Boston Medical Group explica algunos consejos, relacionados con el deporte. Según dice el Director Médico del grupo, los deportes aeróbicos tipo atletismo, natación o caminar son preventivos de la disfunción eréctil, puesto que son ejercicios completos y muy relacionados con el sistema circulatorio. El motivo de esto es que la respuesta del órgano sexual masculino viene definida por una acción vascular.

Por otro lado, también explican que para prevenir este tipo de disfunción con el paso de los años, es importante practicar tres o más veces a la semana sexo. Los hombres que así lo hacen son cuatro veces menos propensos a sufrir disfunción eréctil o similar. Con todo esto, nos recuerda que el hecho de tener una vida sexual plena tiene muchos beneficios para el propio organismo, puesto que mejora el funcionamiento del órgano cardiovascular.

Esto significa, pues, mayor sensación de bienestar en general, por lo que propensa el rendimiento en los deportes y las actividades del día a día, que a la vez también influirán en la prevención de la disfunción eréctil. Así, es un círculo importante de potenciar, justamente, para evitar que ocurra todo lo contrario.

Pero como todo, esto no es todo lo que se puede hacer para prevenirla. Está claro que el órgano cardiovascular, el principal motor de la sexualidad, está influida no solamente por el deporte, sino también por la mala alimentación o hábitos poco saludables (como fumar o beber) también perjudican en este sentido.

En cualquier caso, siempre es importante acudir a un profesional para que nos diagnostique y nos indique qué tratamiento es el mejor para nosotros. Habrá personas que mejorarán solamente con un cambio en el estilo de vida, pero otros pueden necesitar medicación porque el problema puede ser patológico.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar