Saltar al contenido

Estudiar después de los 40

Se puede seguir estudiando a cualquier edad

¿Asistir a clase, tomar apuntes, rendir exámenes y presentar trabajos después de los 40? Parece descabellado. La mayoría de las personas a duras penas acaban sus carreras veinte años antes. Sin embargo hay quienes desean volver a ocupar su pupitre a edades avanzadas, cuando quizás ya tienen una carrera profesional y cuando ya ha llegado el momento de autoevaluarse en cuanto a los objetivos cumplidos.

Pero el mercado laboral es cada vez más competitivo y ya no es suficiente con tener experiencia para conseguir un ascenso o una mejora dentro de la empresa y no son pocos los que deciden apuntarse a doctorados o magísteres para adquirir nuevas herramientas.

Las razones son, pues, situarse mejor para escalar posiciones dentro la compañía, formarse para cambiar de sector, estar al día de los avances en el propio rubro, reinventarse o conseguir ampliar la red de contactos.

Por otra parte la oferta de universidades a distancia o virtuales se ha ampliado considerablemente y ya no es necesario asistir a clase. Se puede perfectamente compatibilizar el trabajo con los estudios gracias a la flexibilidad de estas nuevas modalidades.

Según un estudio publicado en el Journal of Cognitive Neurosciencie la principal ventaja de los cerebros adultos es su capacidad para reconocer ideas centrales y perspectivas completas de forma más rápida que los cerebros jóvenes. Es lo que se conoce como inteligencia cristalizada.

Desde el punto de vista de las neurociencias no hay una edad específica para el desarrollo humano sino que éste se da de forma continua y acumulativamente.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar