Saltar al contenido
Desesperada

Hasta los productos modestos tienen un hueco en la Red de redes

gruartnuevoGracias a la puesta en marcha de nuestra página nos hemos dado cuenta de que hoy en día lo de comprar en la Red de redes es algo que afecta a todos los productos, sean como sean. Puede que nos refiramos a un elemento grande y caro, puede que estemos hablando de comida, tal vez queramos adquirir ropa o calzado… Incluso un mundo tan anclado en la tradición y en lo de siempre como es el del vino tiene en Internet un buen aliado.

Por ejemplo, uno puede visitar Gruartlamancha y ver cómo se fabrican los tapones de corcho con los que se elaboran esos productos que sellarán las botellas de los caldos más apreciados. También podemos visitar una vinoteca reputada y adquirir en ella caldos de todas las denominaciones de origen, no importa si es un Rioja o un Ribera del Duero. Es factible, así mismo, combinar la compra de ese producto vínico con queso, jamón o cualquier otra delicatesen que agrade a nuestro paladar y nos muestre que ahora mismo el buen gusto también tiene un sitio entre las tres W.

La verdad es que en los años 80 el sector atravesaba una crisis tremendamente profunda, de la cual ha salido gracias, entre otras cosas, a la llegada de la Red de redes. Que con Internet podamos adquirir todos los elementos del mundo del vino, tal y como hemos explicado en líneas precedentes, alivió la presión de las grandes bodegas y también de las pequeñas, vació los tanques de excelentes peligrosos y mostró a los productores que el futuro, sin duda, estaba en un sitio donde no se cierra y en el que la globalización es un hecho. Y además, positivo.

Por supuesto, en la revitalización del sector vitivinícola también ha influido, y mucho, el que la calidad haya mejorado notablemente. Si ponemos como ejemplo los viñedos de Valdepeñas, comprobaremos cómo hasta hace poco eran caldos que se consideraban como vinos de mesa y nada más. Ahora se ofertan excelentes añadas de enorme calidad, con variedades tradicionales y exóticas que han revitalizado esta zona tan importante de nuestro país. Y como este ejemplo podemos poner otros muchos más, como la aparición de los vinos de pago, las pequeñas bodegas y las añadas limitadas.

Pero todo ello, insistimos, se ha de ver dentro del enorme despegue que han tenido las tiendas gourmet del espacio virtual, que han sabido ofrecer unos productos interesantes que combinan precio y calidad. Dicen que todo se encuentra en Internet, y desde luego, cuando pone uno a usar esta herramienta y se percata de que tiene a su disposición desde corchos a botellas del mejor de los vinos, comienza a valorar la enorme incidencia del universo de las tres W hoy en día.

 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar