Saltar al contenido
Desesperada

La botica «hipster»: cosmética unisex para rostro, cuerpo y cabello

Cosmética unisex sin agentes agrsivos y fácil de usar y entender.Si te gusta la idea de compartir tus productos cosméticos con tu pareja, la cosmética creada por Andrew Goetz te viene de maravillas.

De lo que más orgulloso está Andrew Goetz es de haber creado algo de la nada. Puro milagro en un mundo en el que parece que ya hay de todo. En 2014 la compañía neoyorquina de Malin+Goetz cumplirá 10 años pero hasta el momento ya están presentes en 35 países con todo el reconocimiento del sector y la admiración que provoca en el mundo del diseño: etiquetado simple, contenido ingenioso y libre de detergentes, colorantes y fragancias sintéticas. Si miras los envases éstos apenas indican en letras grandes el contenido del producto en porcentajes. Se trataba de «descifrar las cosmética y simplificar el ritual.»

Los usuarios de estos productos son un 55% mujeres y un 45% hombres, de entre 25 y 50 años, urbanitas, estresados y expuestos a la polución. Los hombres se enganchan si están ante un producto avalado por una gran investigación científica, que sea eficaz y fácil de usar. No es que los productos sean simples porque sus etiquetas sean simples. Los hidratantes por ejemplo se basan en ácidos grasos hidrosolubles con lo cual la dermis los absorbe enseguida lo que significa que puedes aplicarte el maquillaje sin tener que esperar. El desodorante de eucalipto no lleva aluminio (al que se ha asociado al cáncer de mama), pero tardaron cuatro años en crearlo.

¿Y por qué «hipster». Porque se asocia a lo alternativo, a lo bohemio, a lo vintage. A una subcultura urbana con un sentido irónico de la moda o uno u otro estilo. A indumentaria sacada de outlets o segunda mano, y a otras formas de consumo menos habituales que buscan espacios más íntimos, abordajes más creativos como la música indie (independiente), más humanos y/o tecnológicos. De ahí el éxito de esta «botica» sin agentes agresivos, basada en el saber hacer farmacia y nada más.

Fuente e imagen: El País

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar