Saltar al contenido
Desesperada

La Comisión Europea respalda la energía renovable

comprar gafas de sol

energía eólica, energías limpias, energía renovableUna muy buena noticia para el medio ambiente. La Comisión Europea ha criticado duramente la política energética del Gobierno de Mariano Rajoy en el borrador de recomendaciones del Consejo para sobre el programa de Estabilidad para 2012 – 2015, en el que muestra su rotunda disconformidad sobre la moratoria de las subvenciones a las energías renovables desmontando el argumento de que la energía nuclear sea una energía barata.

Bruselas ha dado un tirón de orejas al gobierno español por la suspensión de las ayudas a las energías renovables ya que, según el borrador, por una parte desalienta la inversión en el sector de las energías limpias, lo que dificulta seriamente que España consiga alcanzar los objetivos energéticos y climáticos exigidos en la Estrategia Europa 2020, mientras que por otro lado, el abandono de la energía renovable aumenta la dependencia energética española, que en estos momentos es ya de un alarmante 79%, por el 54% de media en la UE.

En conjunto, Bruselas critica que España presente un déficit de tarifa que asciende ya a 24.000 millones de euros, debido en parte a una competencia insuficiente en un sistema que otorga ventajas competitivas a la energía nuclear e hidroeléctrica.

Nucleares y centrales hidroeléctricas, en ventaja

La Comisión ha venido a dar la razón al sector de las energías renovables, que ha defendido siempre que el déficit tarifario de energía que hay en España se debe a que las grandes hidroeléctricas y centrales nucleares cobran de más al consumidor, que está pagando una tecnología ya paneles solares, energías renovablesamortizada al precio de los últimos avances tecnológicos.

Por su parte, el sector de las energías eléctricas tradicionales, agrupado en Unesa, que engloba a las grandes empresas energéticas españolas como son Endesa Gas Natural e Iberdrola, que decía que eran las primas a las energías renovables las principales responsables del déficit de tarifa, ha sufrido un serio revés desde Bruselas.

Lo cierto es que la eliminación de ayudas al sector de las energías renovables, ha empujado a empresas punteras españolas de energía eólica o solar, como Gamesa o T-Solar Corp a realizar su actividad fuera de España, obstaculizando así la creación de empleo, sin conseguir un descenso de los precios de la energía, mientras que se mantienen las ayudas públicas a la minería de carbón, subvenciones, que la Comisión Europea califica de “ineficientes y perjudiciales para el medio ambiente”, en definitiva, un serio obstáculo para conseguir la reducción de emisiones de CO2 que Europa exige en la Estrategia Europa 2020.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar