Saltar al contenido

La excitación de las subastas

la exitación de las subastasLa idea de hacer subastas en el internet parece ser una de las ideas de negocios más geniales de la década pasada. Ningún otro negocio online ni en España, Alemania, Europa o hasta en el mundo está dominando el comercio en el internet. La casa de las subastas de artículos usados ofrece un increíble abanico de productos. Se dice que el artículo más caro jamás vendido ha sido un jet de la empresa por el valor de 4,9 millones de dólares.

Los que quieren participar en el entretenimiento que significar participar en una subasta simplemente tienen que registrarse. Después el usuario ya puede elegir los artículos deseados y ya puede pujar. Importante es no olvidar nunca, que habrá que añadir gastos de envío al precio final. Una vez recibido el remate hay que pagar. Normalmente existen varias posibilidades, aunque en caso de importes inferiores el pago por adelantado es usual, que no está de todo sin riesgo. También es posible pagar mediante tarjeta de crédito, transferencia o contra reembolso. Precisamente en caso de importes más grandes ha dado buen resultado el sistema de pago PayBal, sistema, en donde el usuario también debe registrarse. Se trata de una cuenta fiduciaria, donde se puede ingresar hasta 500 euros. El vendedor recibe su dinero sólo cuando la mercancía haya llegado a manos del comprador.

Naturalmente se puede participar también en subastas en páginas web de otros países, pero los gastos de transporte suelen ser muy caros en comparación con los gastos nacionales. Una posibilidad de consultar ofertas de ventas especializadas directas nacionales es sercanto.es.

En caso de que el objeto adquirido en una subasta no gusta al comprador, siendo el vendedor un particular, no suele haber derecho a devolver el artículo. Pero si el vendedor resulta ser un profesional, sí hay derecho a devolución de la mercancía. El comprador tiene derecho a cancelar la operación dentro de un plazo de 14 días sin obligación de indicar los motivos para la devolución.

Si en caso de compra en subasta de un particular luego resulta que la mercancía tenga algún defecto, la garantía y responsabilidad que excluida por completo. Pero la mercancía debe corresponder a la descripción de la oferta. En estos casos es recomendable que el comprador se ponga en contacto con el vendedor para llegar a un acuerdo amistoso.
La gran atracción de las subastas está en la excitación de pujar y no saber hasta el último momento quien es el nuevo dueño del objeto tan anhelado.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar