Saltar al contenido

La intuición y la testosterona: ¿somos las mujeres menos inteligentes?

Cómo influye la testosterona en la organización de nuestros cerebros

La intuición es esa modalidad de pensamiento en la que solo influyen las emociones y la percepción instantánea de un hecho sin que intervengan el razonamiento, el pensamiento lógico o analítico o esfuerzo mental alguno. No por eso debe ser menospreciada ya que juega un papel crucial también en el pensamiento científico.

Tras analizar la conducta de 15.000 personas, un estudio liderado por el científico y profesor de psicología de la Universidad de Pensilvania, Richard Wiseman, se llegó a la conclusión de que existe una diferencia entre la manera de pensar de las féminas y la manera de pensar de los varones. Esto se debe a que las mujeres poseen más uniones entre los hemisferios izquierdo y derecho del cerebro que los hombres que, en cambio, poseen mayor número de conexiones internas en cada uno de los hemisferios por separado.

Otro estudio realizado en las universidades Pompeu Fabra de Barcelona y la Middlesex University de Londres sugiere que eso que llamamos intuición femenina tiene un componente biológico: a menor exposición del feto a la testosterona en el vientre materno, mayor capacidad intuitiva. Y a la inversa, a mayor exposición a la testosterona, mayor capacidad para el pensamiento racional.

El estudio se basó en el ratio digital, medida que se obtiene dividiendo la longitud del dedo índice por la longitud del dedo anular de la misma mano. Cuanto menor es el ratio, más testosterona se ha recibido y más masculina es la organización del cerebro, independientemente del sexo de la persona. Los voluntarios resolvieron luego una serie de cuestionarios tales como el Test de Reflexión Cognitiva que mide la diferencia entre pensamiento reflexivo e intuitivo y penaliza este último. Los hombres y todas aquellas mujeres que tenían el ratio digital mayor respondieron mejor a este test que el resto de los o las participantes.

Esta diferencia no significa que las mujeres seamos menos inteligentes que los hombres como se creía hasta hace no mucho ya que tanto mujeres como hombres tienen el mismo número de neuronas aunque más agrupadas en el caso de las mujeres. Hasta la octava semana tras la concepción todos los fetos son femeninos. Es a partir de esa semana que los varones comienzan a recibir mayor cantidad de testosterona modificando sus cerebros en lo que se refiere “a la actividad sexual, la conducta exploratoria y los movimientos musculares agresivos”, tornándolos menos intuitivos y menos empáticos…

 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar