Saltar al contenido
Desesperada

La mujer judía y el divorcio denegado

Cuando los maridos no conceden el divorico

Una mujer cuyo esposo se niega a darle el divorcio es realmente rehén de su matrimonio. «Es la forma más extrema de abuso emocional, porque él la está confinando a la soledad».

A miles de mujeres judías sus maridos se niegan a darles el divorcio para que rehagan su vida. No son viudas, ni divorciadas sino que son mujeres encadenadas (agunot) que no pueden librarse del matrimonio. Hablamos del judaísmo en su vertiente más ortodoxa, en la cual la mujer solicita el divorcio (get) a través de un documento que el marido debe firmar para dar su consentimiento, cosa que muchos no hacen. Entre las mujeres devotas esto significa que se les prohíbe salir con otros hombres o mantener cualquier clase de relación con ellos. De cada más de 100 mujeres, hay uno o dos hombres en esta situación.

Consentimiento por ambas partes

El matrimonio en Israel requiere el consentimiento de ambas partes y lo mismo ocurre con el divorcio. En lo que se refiere a éste, la Corte judía puede fallar a favor de que el hombre dé el divorcio a su mujer, y puede presionarlo tomando ciertas medias, como quitarle su licencia de conducir, cancelar sus tarjetas de crédito o cerrándole sus cuentas bancarias. En casos extremos también pueden encarcelarlo. Pero aun así, muchos hombres no dan el brazo a torcer. El problema más grave es cuando el marido reside fuera de las fronteras del país.

Según el rabino Maimón, se está trabajando para impulsar dos nuevas leyes que ayuden a resolver estos casos:

Contenido relacionado  Trucos para limpiar zapatos

1. Dar más poder a las Cortes judías para restringir aun más la vida de los presos, limitando las visitas y las llamadas telefónicas

2. Declarar delito a la negación obstinada de otorgar el divorcio permitiendo así la extradición de los que huyen del país.

Según las organizaciones de los derechos de la mujer (Yad La’isha y Mavoi Satum), hay miles de agunot que incluso sufren extorsiones económicas y de custodia por parte de sus maridos. Muchas con el tiempo pierden las esperanzas de poder volver a casarse…

La mujer judía de hoy y los desafíos del divorcio

La realidad de la mujer judía de hoy es que, si bien enfrenta los mismos desafíos religiosos y legales de siempre en cuanto al divorcio, también vive en un mundo más consciente de sus derechos y más conectado a través de la tecnología y las redes sociales, lo que le brinda un mayor apoyo y recursos para afrontar estas situaciones. Esta conciencia global ha generado un impulso hacia la búsqueda de soluciones más justas y equitativas dentro de la comunidad judía.

La representación de la mujer judía

La mujer judía dibujo es una forma de representación artística que, aunque no aborda directamente el tema del divorcio denegado, sí refleja la diversidad y complejidad de la vida de las mujeres judías a lo largo de la historia y en la actualidad. Estas representaciones artísticas pueden servir como un poderoso medio para sensibilizar a la comunidad y al mundo en general sobre los desafíos que enfrentan muchas mujeres judías, incluyendo la dificultad de obtener un divorcio.

La lucha de una mujer judía por obtener su libertad a través del divorcio es un tema que requiere atención y acción por parte de toda la sociedad. Es importante destacar no solo las dificultades que enfrentan las mujeres judías, sino también resaltar sus logros y su fuerza resiliente para superar los obstáculos legales y sociales en su camino hacia una vida independiente y plena.

Contenido relacionado  Cuando Llega el Verano, Las Revistas Se Vuelven Generosas: Mi Viaje al Mundo de los Regalos de Temporada