Saltar al contenido
Desesperada

La UE podría reducir las emisiones de CO2 en un 95% para 2050

Si la Unión Europea se toma en serio el compromiso de plantear un futuro con energías no contaminantes, tiene la capacidad de reducir las emisiones de CO2 en un 80-95% para el año 2050, según un informe de WWF, pero tendría que actuar ya, priorizando el ahorro de energía y el uso de energías renovables, frente a los combustibles fósiles, peligrosos y altamente contaminantes.

El informe de WWF “Cómo reducir adecuadamente las emisiones derivadas de la energía”, basado en las conclusiones de la consultora independiente CE Delft, presenta los cinco escenarios de reducción de emisiones de CO2 presentados en el proyecto “Mapa de ruta de la Energía de la Comisión Europea para 2050” para extraer unas conclusiones que ponen de manifiesto la falta de ambición de las autoridades europeas para sustituir las energías contaminantes por energías renovables.

Según WWF,el mapa de ruta de la Energía de la Comisión Europea contempla una capacidad muy corta de reducción de emisiones de CO2, con una implantación del 50% de fuentes de energía renovables en el año 2030 y un uso residual de combustibles fósiles que WWF considera muy elevado asta el año 2050.

Las energías renovables, probadamente eficientes

Según WWF el plan que plantea la CRE corre el riesgo de quedarse muy corto en el camino de la sostenibilidad energética ya que si la UE no hace esfuerzos adicionales, sólo se habrán conseguido reducir un 40% las emisiones contaminantes de la energía, un nivel que WWF considera muy pobre,ya que existen los medios para conseguir erradicar casi totalmente el uso de combustibles fósiles para el año 2050.

Según Jason Anderson, responsable de energía y clima de la oficina europea de WWF, “las energías renovables representan un grupo de energías de eficacia contrastadas. En cambio, seguir confiando en la peligrosa y cara energía nuclear o en la teoría improbables de la captura y almacenamiento del CO2 puede suponer el fracaso del plan de reducción de emisiones contaminantes.”

El plan de los próximos 40 años prueba, según Anderson,que, aunque el gas sea una importante fuente de energía hoy en día, su uso ha de reducirse drásticamente en los próximos años si de verdad queremos alcanzar los objetivos climáticos deseados.

Según WWF si no conseguimos reducir la emisión de gases de efecto invernadero, al menos en un 40% para el año 2020 y en un 95% para el año 2050, tendremos que enfrentarnos a cambios climáticos que serán difíciles de asumir. Si conseguimos estos objetivos evitaremos un calentamiento de la temperatura global de 2ºC en todo el planeta y podemos conseguir alcanzar el objetivo de sólo 1,5º C.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar