Saltar al contenido
Desesperada

La violencia de género es un problema endémico

La violencia de género es una epidemia

Una de cada tres mujeres mayores de 15 años sufre violencia de género en el mundo, esto es, el 35% de las mujeres, 920 millones de mujeres en total de acuerdo con el primer informe global de la OMS que lo considera un problema de «proporciones epidémicas» (y esto sin contar a las menores de esa edad).

Por otra parte hay muchos países en los que las prácticas violentas contra la pareja (esposa, novia, amante o expareja) no son ni siquiera punibles. Hay 600 millones de mujeres que habitan en países en los que la violencia conyugal no constituye un delito aunque existen acuerdos «para prevenir, investigar y sancionar» dichas conductas. Según la mexicana Claudia García-Moreno, asesora principal en Género, Derechos Reproductivos, Salud Sexual y Adolescencia de la OMS, para paliar esta situación hay que trabajar a nivel penal en lo que se refiere a las prácticas violentas pero también en lo que respecta a la familia y a los divorcios. Es importante, añade, instruir a los más pequeños que hayan vivido o vivan en contextos violentos a través del colegio para que cuando sean mayores no imiten a sus progenitores.

Cuando una mujer es asesinada, en un 38% de los casos, el responsable es el cónyuge. Pero la violencia no se da solo dentro de la pareja: el 7% de las mujeres son agredidas sexualmente por sujetos que no son su pareja (11,9% en África, 12,6% en los países ricos, 10,7% en Latinoamérica, 4,9% en el sudeste asiático), en cuyo caso por lo general se duplican las probabilidades de padecer más lesiones y se corre mayor riesgo de sufrir depresiones, alcoholismo, abortos y enfermedades de transmisión sexual.

Según Karen Devries, otra experta en la materia, «los avances en materia de violencia contra las mujeres son escasos porque, entre otras razones, ‘sigue siendo un campo relativamente nuevo’ dado que la gran mayoría de los estudios se realizaron en la última década. ‘Aunque hay muchos médicos e investigadores que están haciendo un gran trabajo, yo diría que la conciencia de que la violencia contra las mujeres es un problema aún no ha sido incorporado al ámbito de las políticas de salud pública‘, critica Devries. Y concluye: ‘Nuestro análisis muestra niveles muy altos de violencia y subraya la necesidad de centrarse en la prevención primaria‘.»

Fuentes
Universia España
esmateria.com

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar