Saltar al contenido
Desesperada

Los efectos en la piel de beber alcohol

Efectos nocivos del alcohol en la pielCada vez se empieza a beber alcohol más temprano, y el alcohol está presente en toda reunión social y todo evento o celebración. Beber moderadamente puede no ser malo, algunos indican que una copa de vino incluso es saludable, pero beber más de la cuenta tiene efectos adversos en nuestro organismo empezando por la piel.

En primer lugar las calorías que aporta el alcohol son calorías vacías es decir, no tienen valor nutricional pero engordan porque no puede digerirse. Para el organismo el alcohol es un tóxico que debe liberar de inmediato.

El alcohol produce una reducción de los nutrientes del cuerpo, nutrientes que actúan como fuentes de oxígeno para la piel. La reducción de oxígeno debilita la piel frente a los radicales libres del medio ambiente. Lo más típico es el agotamiento de la vitamina A que es lo que hace que la piel se vuelva más susceptible a las bacterias, además de reducir su flexibilidad y su espesor. La vitamina A interviene en la renovación capilar por lo que su ausencia impide que las células muertas se desprendan de la piel y sean sustituidas por unas nuevas. Así la piel pierde su luminosidad y se produce un efecto tal que el tono de la piel varía y se ve irregular.

El alcohol es un diurético que deshidrata el cuerpo por dentro y la piel y aumenta la visibilidad de las líneas finas y de las arrugas. El alcohol inhibe la liberación de la hormona antidiurética de manera que la piel se ve seca y poco saludable sobre todo en personas que ya de por sí tienen la piel seca.

El consumo de alcohol acelera el envejecimiento de la piel porque anula la acción de la vitamina A que es la que estimula la producción de colágeno y elastina quitándole a la piel su firmeza. Las arrugas y la decoloración de la piel se producen anticipadamente.

Pero lo más característico de los grandes bebedores son las manchas y rosetones en el cutis. El alcohol hace que los pequeños vasos sanguíneos de la piel se dilaten y se reúnan en una zona de la piel como si fueran a tomar oxígeno. El alcohol hace pues que la piel se enrojezca y que la cara se hinche. Esto puede empeorar si se rompen los capilares haciendo visibles las venas rojas y moradas y es clásica la nariz púrpura del alcohólico.

Por otra parte el alcohol daña al hígado y esto hace que la piel aparezca amarillenta.

Lo mejor es abstenerse casi siempre.

Fuentes
ehowenespanol.com
vivirsalud.imujer.com
bellezasexy.com

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar