Saltar al contenido
Desesperada

Me voy a casar

casarse

Una reunión nocturna entre amigas casual: el bar, la botana, unos buenos tragos de tequila, música y claro mucho ‘gossip’, todas comienzan a platicar de sus asuntos, el trabajo, los novios, la familia, tips de belleza; en fin temas de mujeres.

De repente una de ellas da la noticia del siglo: “Me voy a casar”, por supuesto que esas palabras roban toda la atención de la reunión, todo lo que hayan platicado antes ya no importa, todo se centra en eso. De inmediato comienza el bombardeo de preguntas: ¿Cómo te lo propuso? ¿Ya tienen fecha?, ¿Lloraste?, ¿A ver el anillo de compromiso?, ¿Cómo será tu vestido?, ¿Playa o ciudad?, ¿Día o noche?, ¿Estás embarazada?, etc …

La pobre futura esposa no sabe ni a quien responderle, se ve rodeada de gritos, abrazos, mil preguntas. Cuando por fin se calman, les platica como fue la proposición, obviamente no tiene ni idea de la fecha ni de cómo será su vestido, muestra el anillo de compromiso con una sonrisa enorme.

A pesar de que aún no tiene nada planeado, no hay personas mejores para ayudarla que sus amigas, las ideas comienzan a llover, el resultado: una fiesta de ensueño, el mejor salón, el mejor vestido, cientos de invitados, música romantiquísima. En aproximadamente 3 horas, arman una súper boda.

La gente de las mesas de alrededor, claro que se dan cuenta de que lo están hablando, y es que cuando se trata de matrimonio, las mujeres olvidan toda discreción, el mundo desaparece, lo único que quieren es expresar su emoción. No falta la que llora, la que da consejos de “vida de casados”, la que pasa recetas para bajar de peso en meses, la que se ofrece a organizar la despedida de soltera, al final todas opinan y se ofrecen a hacer algo.

Claro que la comprometida termina siendo la que menos opina, es mucho más divertido ver como las amigas se deshacen en expresar su emoción (parece que ellas están más felices que la propia bride) y escuchar los 300 000 mil consejos e ideas.

Lo mejor de todo es que todas las próximas reuniones serán iguales, siempre habrá una idea nueva, entre más se acerque la boda, más “juntas” habrán. Aun cuando la esperada fecha haya pasado, las reuniones seguirán pero el tema ya será otro: todo lo que pasó, fashion police, la reseña de la luna de miel.

Así que si estás próxima a casarte, prepárate!

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar