Saltar al contenido
Desesperada

¿No sabes decir no? Aprende

Cómo aprender a decir no

Seguramente eres de esas personas a las que todo el mundo recurre para cualquier cosa. Ya sea para dejarte al bebé a tu cargo, ayudar en la mudanza, llorar sobre tu hombro las penas… En fin. Los encargos pueden ser muy variados y ¿a cambio de qué? Muchas veces a cambio de nada. Puede que algunos se hayan fijado que es muy fácil tomarte el pelo, empezando por tus hijos. Que con un poco de pataleta consiguen de ti cuanto desean. Que no sabes decir no.

Es buen momento para comenzar a poner límites y dejar de ser siempre la «chica buena».

En primer lugar aprende a distinguir entre las personas. Evalúa si son agradecidas y amables contigo o si simplemente se aprovechan de tu debilidad que es dar hasta no poder más.

Piensa si acaso estás esperando continuamente recibir algo a cambio de tu generosidad y si ése es el motivo que te impide decir no, cuando es lo acertado. No siempre debe existir reciprocidad en el dar.

No es necesario que tu rechazo sea sistemático sino adecuado a las circunstancias. Si tus hijos tienen pataletas ante un juguete, aprende a desviar su atención hablándoles de lo lindo que sería tener ese juguete pero que justo ahora no llevas dinero suficiente para comprarlo.

Y a la que siempre te llama para llorar sus penas, puedes preguntarle si acaso ha hablado de ello con su psicólogo (da igual que no lo tenga: ¡es hora de que se busque uno!).

Te sentirás aliviada y más segura de ti misma. Inténtalo.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar