Saltar al contenido

Operaciones de estética al alcance de todos

cirugía estéticaA diferencia de lo que podía pasar hace algunas décadas, las operaciones de cirugía estética como operarse la nariz han dejado de ser un tema al alcance solo de los bolsillos más adinerados y una cuestión solo para los menos pudorosos. Ya no se considera un asunto de simple vanidad o capricho, sino que se acepta con normalidad para aumentar la autoestima personal y mejorar las relaciones sociales, y la disminución de los costes ha favorecido su popularización en los últimos años.

Por fortuna, los tópicos ya se han dejado de lado. La cirugía estética ya no se ve como solo algo propio de estrellas de Hollywood o un capricho para ricos, sino que es para gente normal y corriente y con dos dedos de frente. Lo que no es normal bajo ningún concepto es no estar contento con algún rasgo de la fisonomía, no saber aceptarlo y vivir sufriendo por ello, aun pudiendo operarse.

Para todos aquellos que estén buscando un cirujano estético en la capital, existen multitud de especialistas de primer nivel capaces de hacer todo tipo de técnicas de reconstrucción nasal, desde la rinoplastia tradicional hasta las más modernas técnicas de rinomodelación. Esta última modalidad, con más de una década de andadura desde que empezó a implantarse a los primeros pacientes, consiste en la inoculación de ácido hialurónico e hidroxiapatita, que al infiltrarse en la cavidad nasal permite moldearla y corregir los defectos estéticos. Este tratamiento tiene la gran ventaja de que no requiere cirugía ni convalecencia, permite que el paciente salga por su propio pie tras la intervención y rebaja en buena manera los costes. Los efectos de este tratamiento suelen durar unos 8 años, aproximadamente.

Ciertamente las denominadas técnicas no invasivas han sufrido un gran auge en los últimos años, gracias a la comodidad que suponen para el paciente, que puede reincorporarse perfectamente a su vida normal y corriente y a su puesto de trabajo sin tener que llevar un cartel enorme que lo señale diciendo “me acabo de operar”. Todo ello, junto con la popularización de ciertas técnicas de estética, como la inyección de bótox, han hecho que en los últimos años cada vez más gente quiera corregir ese pequeño defecto estético que les chirriaba cada vez que se miraban en un espejo, o a paliar los efectos de la edad en el aspecto físico.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar