Saltar al contenido
Desesperada

Perú prohíbe los alimentos modificados genéticamente

Es el primer golpe por parte de un gobierno nacional hacia las poderosas multinacionales de alimentos modificados genéticamente como Monsanto, pero también a otras conocidas empresas como Bayer o Dow, el que les ha propiciado el gobierno de Perú, que ha prohibido todo alimento modificado genéticamente en el plazo de 10 años, tras el cual, se realizará un nuevo estudio.

Esta iniciativa llega tras la presión de las organizaciones de agricultores locales que llevan años pidiendo al gobierno que prohíba los cultivos transgénicos debido a la amenaza que representan hacia la diversidad de cultivos locales tradicionales, concretamete de maiz y de patata.

Así pues, a nueva ley nace, según el Ministro de medioambiente, Manuel Pulgar, por la necesidad de preservar la biodiversidad de los cultivos del Perú, así como de defender a los productores locales.

Etiquetado de alimentos modificados genéticamente

A pesar de la prohibición de los cultivos modificados genéricamente, la Asociación de Consumidores y Usuarios de Perú (ASPEC) ha denunciado que el etiquetado de los alimentos en el país dista mucho de ser claro. La ASPEC afirma en un informe que, aproximadamente el 77% de los productos de las estanterías de los supermercados de Perú contienen organismos modificados genéticamente y que muchos de ellos no informan de ello a los consumidores, algo que la APEC considera una violación del derecho a la información.

El gobierno de Perú, de esta forma ha revocado los acuerdos del anterior presidente Alán García que apoyó decididamente la introducción y el uso de variedades de cultivos transgénicos, aliándose así con la sociedad privada de exportadores Comex, que tenía el objetivo de impulsar un cultivo masivo de maíz transgénico orientado al mercado de los biocombustibles.

Sin embargo, la concienciación acerca de las consecuencias de las plantaciones transgénicas parece estar creciendo en Sudamérica, sobre todo en los agricultores locales que guiados por el principio de la prudencia vuelven a fijarse en las artes agrícolas tradicionales.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar