Saltar al contenido
Desesperada

Qué son las fobias y cómo tratarlas

Explicación y tratamientos de las fobias

Freud describió cuatro tipos de fobias:
1. Fobias típicas o primarias: son heredadas y no constituyen un trastorno per se.
2. Fobias histéricas: miedo a estímulos relacionados con algunas experiencia traumática pasada y reprimida
3. Fobias obsesivas: miedos que se basaban en un mecanismo denominado «trasposición de afectos» propio de las neurosis obsesivas
4. Agorafobia y demás fobias contingentes que surgen de las crisis de angustia, y que implican una regresión a etapas anteriores de la existencia. «En general surge cuando la persona, debido a las presiones sociales, se siente obligada a tomar decisiones con respecto a su vida adulta (entrar a la facultad, casarse, tener un hijo). El fracaso de estos proyectos lo lleva a regresar a temores o estados mentales anteriores, en los que se reactivan situaciones traumáticas de la niñez, experimentadas como peligros reales. Se observan tendencias masoquistas y un severo superyó.»

Para Freud las fobias serían manifestaciones de desórdenes mentales pero no constituirían una entidad diagnóstica.

De acuerdo con Bireux la experiencia fóbica aparece en situaciones en las que el paciente no consigue pensar y por tanto, sobrevivir. «De esta manera la fobia surgiría cuando aparece un sentimiento de fragilización de la existencia, de manera crítica o por acontecimientos que muestran al sujeto su precariedad frente a la vida.»

Las fobias más comunes son la aracnofobia, miedo a las alturas, a la oscuridad, la claustrofobia, el miedo a las muchedumbres, miedo a animales grandes (en niños pequeños) o pequeños (en niños más grandes), a ser envenenado, miedo a los gérmenes o a la suciedad, a la escuela, a las palabras largas, al agua, la fobia social, etc. Y se las considera como tales cuando suponen un impedimento para llevar una vida normal. La agorafobia en concreto, aparece en una fase de la vida en la que el sujeto tiene que tomar alguna determinación debido a las presiones sociales (entrar a facultad, casarse, tener un hijo), junto a estados depresivos y miedos a perder el control que retrotraen al sujeto a etapas conflictivas de su niñez. Para Melanie Klein, las fobias muy limitantes se relacionan con angustias paranoides tempranas, y mecanismos de defensa muy primitivos. En el caso de las fobias sociales «Lo que se describe de estos pacientes es que han internalizado representaciones de padres, cuidadores o hermanos que los avergüenzan, critican, ridiculizan, humillan o abandonan.» Y en cuanto al miedo a las arañas puede tener su origen en una madre vivida como peligrosa. «La fobia surge en todos los momentos críticos de la existencia, y en particular cuando la amenaza que se cierne sobre el ser humano vuelve a actualizar el riesgo de angustias primitivas y de abandono, es decir, cuando los cimientos narcisistas se ponen en juego … el hecho fóbico es siempre una tentativa de elaboración de un conflicto interno. La función fóbica, como estructura, da prueba de un deseo del sujeto por mantener un sentimiento de continuidad y existencia que se le escapa, buscando el recurso de imágenes de objetos que le permiten pensar sobre sí mismo.»

El tratamiento de pacientes fóbicos puede ser conductual, psicodinámico y/o farmacológico. La terapia conductual consiste en enfrentar al sujeto con el objeto de su fobia a lo largo de un proceso de aproximaciones sucesivas. También existe tratamiento farmacológico, pero suele requerir en la mayoría de los casos ser combinado con psicoterapia de tipo dinámico para evitar las recaídas.

Fuentes:

madrid+d
http://fp.chasque.net/~relacion/0411/fobias.htm

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar