Saltar al contenido
Desesperada

Retomar los estudios después de los 35

Estudiar a partir de los 35

Hay muchos motivos por los cuales algunas personas jóvenes abandonan sus estudios. Sin embargo es perfectamente posible y recomendable retomarlos cuando ya se es adulto. Un impasse en la universidad no tiene por qué durar toda una vida y no importa la edad que tengas te resultará sumamente útil aunque al principio te cueste planteártelo o pienses que es intimidante. No lo es y superar ese primer temor es dar un paso importante de cara a obtener tu título seguramente largo tiempo ansiado.

Beneficios de estudiar a partir de los 35

1. Si te diplomas, mejoras tu currículum lo que te abre puertas a mejores salidas laborales.

2. Si bien es cierto que a cierta edad ya tienes establecida una cierta rutina, no pierdes nada rompiéndola y atreviéndote a afrontar nuevas experiencias. Cambiar algunos hábitos puede enriquecer tu vida.

3. Conseguirás mejorar tu autoestima. Haber desertado de tus estudios pudo significar para ti un fracaso. Nada ni nadie te impide alcanzar tus objetivos ni tus ilusiones a partir de ahora.

4. Lograrás enfrentarte a nuevos retos lo que repercutirá en tu manera de alcanzar lo que te propongas.

5. Volverás a establecer contactos. No creas que en las universidades hay solo jovenzuelos estudiando. Hay muchas personas adultas en tu misma situación o que han decidido hacer su segunda carrera. Relacionarte con ellas puede darle un nuevo impulso a tu situación socio-laboral.

6. Si tienes hijos, les estarás dando un buen ejemplo. Verte abnegada en conseguir tus metas les servirá de inspiración.

7. Tus capacidades intelectuales recibirán una buena dosis de oxígeno. Afianzarás tus conocimientos previos y asimilarás otros nuevos. Mantener activa la mente rejuvenece.

8. Los compañeros más jóvenes pueden servirte de ejemplo. Presta atención a cómo ellos se mueven en el contexto universitario y aprende a aprovechar oportunidades como hacen ellos.

9. Gracias a tu madurez estarás más capacitada para comprender conceptos que antes te resultaban poco claros o incomprensibles. Puedes transformar tus estudios en una gran fuente de placer y de estímulo en todas las facetas de tu vida. Aprovéchate de tu experiencia.

10. Busca información en internet sobre las diferentes modalidades de estudio, ya sean presenciales o a distancia, y escoge el curso que más te convenga. Todo lo que inviertas en ti misma redundará en provecho para ti y para los que te rodean.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar