Saltar al contenido
Desesperada

Rinolook o bioplastia, cuando lo barato nos sale caro

Los riesgos de la bioplastia de narizLa bioplastia o cirugía sin cortes es una opción no quirúrgica que puede ser aplicada tanto al rostro como al cuerpo. En este artículo nos centraremos en la bioplastia de nariz.

La bioplastia consiste en rellenar alguna parte del cuerpo con una sustancia orgánica como la PPMA, polimetilmetacrilato, entre otras, lo cual no requiere anestesia y hace que el paciente pueda retomar su rutina diaria de inmediato. Quienes la aconsejan aseguran que la bioplastia de nariz es tan efectiva como una cirugía plástica.

El procedimiento lleva de unos 40 minutos a una hora. Se emplea anestesia local y unas microcánulas especiales que evitan riesgos como el daño de los tejidos, vasos y nervios, así como hematomas y manchas moradas.

Sin embargo, como toda intervención en el cuerpo o, en este caso, en el rostro, no deja de tener riesgos.

Ocasionalmente lo realizan médicos estéticos, esteticiens o personas poco escrupulosas y sin formación alguna aprovechando que se trata de un tratamiento no quirúrgico. Lo peor es que puedan emplear sustancias no absorbibles por el cuerpo como ciertos biopolímeros, tales como el TNM.

Quienes prestan este servicio lo publicitan como barato, rápido y sin complicaciones.

Es cierto que a corto plazo los resultados de una bioplastia pueden ser fantásticos. Pero a medio o largo plazo, puede suponer serios problemas.

Lo cierto es que si infiltramos un material inerte no vascularizado o sintético bajo la piel o el cartílago de la nariz que no se integra a los tejidos y que puede además desplazarse, infectarse, o producir inflamaciones graves habremos destruido la estructura nasal.

Otro problema de esta técnica es que no reduce las dimensiones de la nariz sino que las ensancha, ya sea para hacerla recta o más respingona.

De manera que no por ser un procedimiento en el que no se usa bisturí o no deja cicatrices está exenta de riesgos.

Algunos pacientes, al cabo de un par de años, desarrollan nódulos en la zona tratada y el 0,5% de ellos desarrollan problemas de mayor gravedad.

Lo más importante de todo, a la hora de buscar un tratamiento estético, es ponerse en manos de auténticos profesionales y no recurrir a milagreros que nos ofrecen una intervención barata cuando el precio es mucho mayor.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar