Saltar al contenido
Desesperada

El tratamiento dental mínimamente invasivo

La sostenibilidad no es solo algo que debamos impulsar en todo aquello relacionado con la naturaleza y en nuestro estilo de vida, también nuestro cuerpo es un ente que debe ser sostenible en sí mismo y que debemos cuidar para que mantener una buena salud. Por suerte, gracias a las distintas ciencias que evolucionan de forma imparable podemos solucionar enfermedades y problemas muy graves, pero ¿no sería mucho más inteligente prevenir las patologías que tenerlas que curar?

Esto es uno de los objetivos que tiene el corriente científico que promulga los tratamientos mínimamente invasivos. Se trata de prevenir los males de nuestro cuerpo con todas las herramientas que tenemos hoy en día para evitar así el mayor número de enfermedades, o poder controlarlas en fases menos agresivas con tratamientos igualmente menos agresivos con nuestro sistema.

La odontología es, precisamente, una de las ramas de la ciencia que más ha avanzado hacia la sostenibilidad de nuestro cuerpo gracias a los tratamientos mínimamente invasivos y a todo lo que ellos comportan.

Una característica básica para buscar la sostenibilidad de nuestro cuerpo es que nosotros mismos debemos colaborar en la prevención de los problemas de dos maneras básicas: teniendo buenos hábitos de salud y realizándonos visitas periódicas con profesionales que sirvan para detectar la aparición de patologías.

Buen ejemplo de ello es el control de los dos principales problemas que deben tratar las clínicas dentales de Barcelona y de todos los países desarrollados: la caries dental y la periodontitis. Ambas son infecciones que afectan un gran número de personas pero que, paradójicamente, se pueden controlar bastante bien con unos buenos hábitos higiénicos, alimenticios y controles anuales por parte del dentista.

Si cada persona se encarga de llevar una dieta equilibrada combinada con una buena higiene dental mediante el uso del cepillo y del hilo dental, y completa esto con unos buenos hábitos de salud y las correspondientes visitas para realizar limpiezas dentales, raramente tendrá problemas infecciosos graves.

Si, por el contrario, se tienen unos malos hábitos combinados con una higiene bucodental insuficiente, la aparición de caries puede ser más traumática y acabar con la pérdida de la pieza dental, o la infección de las encías puede avanzar hasta que destruye el hueso y se cae el diente.
Una buena prevención y la aplicación de tratamientos mínimamente invasivos para nuestro cuerpo es pues, sinónimo de salud. Vale la pena ser sostenibles también con nuestro cuerpo y nuestra sonrisa y lo mejor de todo es que está en nuestras manos.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar