Saltar al contenido
Desesperada

Tratamientos para la piel a base de zanahorias

Tratamientos para el cutis a base de zanahoriasAdemás de su poder bronceador o de actuar como filtros solares las zanahorias pueden ser la base para tratar y prevenir la aparición de las arrugas, la deshidratación de la piel y la sequedad, gracias a su contenido en carotenos, antioxidantes y vitamina C.

Las zanahorias tienen la propiedad de reparar los daños causados por la contaminación del aire, los rayos ultravioletas del sol en la piel y los radicales libres. Nutren, hidratan, reparan, tonifican, regeneran y humectan la piel además de proporcionarle un tono espléndido que hace innecesarias las largas jornadas de bronceado.

Hay diversos tratamientos a base de zanahorias que puedes preparar fácilmente en casa.

Puedes preparar una mascarilla para rejuvenecer la piel ajada triturando dos zanahorias hasta que obtengas una pulpa suave y la mezclas con dos cucharadas de yoghurt. Aplicas la mezcla en el rostro y en el cuello y dejas actuar durante media hora. Luego enjuagas bien con agua fría y repites el tratamiento 3 ó 4 veces en la semana.

Para combatir la sequedad de la piel haces un jugo de zanahorias en una microprocesador y tamizando la pulpa obtenida. Añades 4 cucharadas de crema de leche y 4 cucharadas de salvado de avena a dos cucharadas del jugo y calientas a baño María removiendo constantemente. Dejas reposar hasta que entibie. Hazte una limpieza facial con vapor de agua caliente tapándote con una toalla la cabeza para que el vapor penetre en los poros y luego de 10 minuto enjuágate con agua bien fría. Deja secar al aire libre y aplica la crema aun tibia sobre la cara y el cuello. Deja actuar durante media hora y vuelve a enjuagar con un paño húmedo y finalmente con agua fría. Este mismo tratamiento lo practicas 3 veces a la semana.

Para hidratar la piel y devolverle su belleza natural hierve dos zanahorias; añade dos cucharaditas de aceite de almendras y cáscara de naranja hasta conseguir una textura cremosa. Deja que entibie y recubre tu rostro con la mascarilla. Puedes usar una brocha o pincel ancho para cubrir el rostro con la mezcla de forma homogénea. Deja actuar durante 20 minutos y luego enjuaga con agua tibia.

Complementa cualquiera de estos tratamientos bebiendo el zumo restante de zanahorias o de zanahorias con naranjas todos los días lo que te aportará todos los nutrientes de la planta además de un bronceado suave y natural.

Puede que también te interese este otro artículo: Mascarilla de aguacate para la piel y el cabello

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar