Saltar al contenido

Un método peligroso con mayúsculas

Crítica al film Un método peligroso

A Dangerous Method (en castellano Un método peligroso) es una coproducción germano-canadiense dirigida por David Cronenberg y protagonizado por Viggo Mortensen, Michael Fassbender, Keira Knightley y Vincent Cassel. El guión fue adaptado por el premiado escritor Christopher Hampton de su propia obra de teatro del 2002 The Talking Cure, basada a su vez en la obra de no ficción de 1993 A Most Dangerous Method, de John Kerr, obra que diera pie a Frederick Crews para escribir a su vez The unknown Freud (1933), una crítica sobre los métodos y prácticas de Freud, cosa nada sorprendente especialmente después de ver la película.

Ésta transcurre en vísperas de la I Guerra Mundial. Las bulliciosas calles de Zúrich y Viena sirven de marco para un drama oscuro con trasfondo sexual, que no sensual, y (escasamente) intelectual pero gélido y cerebral.

El psiquiatra Carl Jung (Michael Fassbender), de 29 años, está en los comienzos de su carrera profesional y vive en el hospital Burghölzli con su esposa por ese entonces, embarazada. Jung decide ensayar el psicoanálisis, tratamiento ideado por Freud (Viggo Mortensen), o “curación por la palabra”, como también se le conocía entonces, con Sabina Spielrein (Keira Knightley), una paciente de 18 años, joven rusa de origen judío, en apariencia muy culta, que habla alemán a la perfección, con un diagnóstico de histeria que la lleva ocasionalmente a la violencia. En sus conversaciones con Jung, Sabina revela haber tenido una infancia plagada de humillaciones y palizas que le infligía un padre autoritario. El psicoanálisis no tarda en sacar a la luz un inquietante elemento sexual en su disfunción, confirmando la teoría de Freud que relaciona la sexualidad y la seducción temprana de los pacientes con los trastornos emocionales.

Jung y Freud traban amistad a través de un intercambio epistolar en relación al caso Sabina, y su primera reunión es intensa y prolongada. A la vez que la relación entre los dos psiquiatras se estrecha, Freud, jubiloso, ve en Jung a su heredero intelectual, cosa de la que pronto se desencantará. También la relación entre Jung y Sabina se estrecha. Se pretende mostrar a Sabina como a una mujer brillante a pesar de su enfermedad, cosa que no se consigue. El tratamiento del que solo se puede decir que aparentemente tiene éxito conduce a que Sabina decida convertirse en psiquiatra ella misma, con el apoyo de Jung, cosa inexplicable en el film.

Si bien el guión se basa en hechos históricos (algunos de los diálogos proceden de la correspondencia real de los tres personajes), muchos otros constituyen ficción pura. En particular,  algunas críticas e investigaciones periodísticas han hecho notar que no existe evidencia alguna de que las relaciones sexuales entre Jung y Spielrein se hayan caracterizado por prácticas de nalgadas y azotes: ni de la correspondencia entre ambos, ni tampoco del diario de vida de Sabina Spielrein se puede inferir tal cosa.

Pero, más allá de la exactitud o inexactitud de los datos, para un entendido en psicoanálisis, el film resulta sumamente frío y pobre. Realmente cuesta creer que Jung mantuviera ese tipo de relaciones con Sabrina Spielrein sin conmocionarse él y sin que Freud se inmutase ante la completa falta de ética de Jung respecto de su paciente. En particular hay que reseñar la sobreactuación insoportable de Keira Knightley y al algo excesivamente secundario y poco pasional Freud. Destaca por lejos como mejor actuación la de Michael Fassbender en el papel de Jung.

«El pulso entre la razón y el deseo, la sistematización de lo irracional, el subconsciente como forjador de identidad… e incluso la problemática mutación de la ciencia (Freud) en un nuevo misticismo (Jung)», se desgranan carentes de la fuerza que deberían emanar.

Se trata de una película distante y malamente pedagógica, «perfectamente entendible» acerca de los inicios del psicoanálisis, que tira de los tópicos que el público no especializado espera ver porque ya conoce o sospecha, y de la que más de uno algo más preparado no habrá salido convencido en absoluto. No recomendable ni siquiera para principiantes.

Fuentes
http://www.fotogramas.es/Peliculas/Un-metodo-peligroso/Critica
http://es.wikipedia.org/wiki/A_Dangerous_Method
http://www.diariocritico.com/ocio/cine/critica-de-cine/un-metodo-peligroso/david-cronenberg/403490

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar