Saltar al contenido
Desesperada

Verdades y mentiras acerca de las redes sociales

Realidades y mitos acerca de las redes sociales

Hace menos de 10 años que compartimos información y nos relacionamos a través de las redes sociales pero ya hemos desarrollado una serie de hábitos y dinámicas que no distan demasiado de nuestras relaciones fuera del mundo virtual. En torno a ellas circulan bulos y realidades acerca de los cuales debemos estar al tanto.

Cinco bulos

1. El ciberacoso es cosa de todos los días en las redes sociales Esto no es cierto. Las redes sociales son sitios seguros contra los acosadores. Todo lo que se dice o haga en ellas queda registrado y cualquier calumnia o amenaza puede ser inmediatamente denunciada a los responsables que actúan con rapidez y de manera tajante contra los acosadores. Además agentes de los distintos cuerpos policiales están entrenados para investigar y resolver comportamientos indeseables o delictivos.

2. En las redes sociales se puede decir cualquier cosa. Esto no es así. Hay expresiones ofensivas o intimidatorias que pueden ser denunciadas de forma inmediata.

3. Los responsables de las redes sociales revenden nuestros datos. Facebook recoge datos sobre nosotros para mejorar la publicidad que nos ofrece. Pero no se ha demostrado que ni Facebook ni Twitter revendan la información que recaban a través de nuestros mensajes a redes de traficantes de datos o profesionales del spam. Lo que sí hacen es detectar nuestro perfil sin indicar nuestra identidad para estudios de mercado y que se venden a empresas de marketing, lo cual no es incurrir en delito.

4. Lo que escribimos o hacemos en ellas lo puede saber todo dios. Esto no es así porque estas redes cuentan con sistemas para que nosotros mismos dispongamos el nivel de privacidad que deseamos.

5. Para las redes sociales cuantos más contactos tengamos, mejor. Esto no es cierto por el mismo motivo que en el punto 4. Es nuestra elección el expandir nuestras relaciones o acotarlas en la medida que queramos o nos convenga.

Cinco verdades

1. En las redes se comparte, no se compite. Si en lugar de fomentar lazos amistosos competimos con nuestros contactos acabaremos sintiéndonos solos.

2. A mayor privacidad, más limitaciones de uso. Poner límites es nuestra elección y solo nosotros sabemos el alcance que deseamos que tenga la información que colgamos. Cuanto mayor alcance tenga nuestra configuración más interacciones tendremos. Esto puede ser positivo para nosotros o contraproducente según cuáles sean nuestros objetivos.

3. Las redes no son gratis. La única manera de nio ceder datos es mantenernos fuera de las redes sociales que venden nuestros datos para estudios de mercado aunque respetando nuestro anonimato.

4. Las redes sociales requieren que nosotros entremos conociendo los aspectos digitales así como los personales de conducta. En esto no hay ninguna diferencia con el mundo real. No podemos compartir contenidos ilícitos, o emitir opiniones que inciten al odio racial, por sexo, ideología o religión.

5. Todo contacto esconde a una persona. Quienes hacemos uso de las redes sociales buscamos relacionarnos con otras personas aunque no las conozcamos en la vida real. Pero debemos aprender a distinguir entre las personas con las que conviene trabar una relación y con cuáles, no.

Fuente
Eroski Consumer

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar